Propondrán reunión de cancilleres de OEA sobre Venezuela para el 22 de mayo

Un grupo amplio de países propondrá la semana que viene que la reunión de cancilleres de la Organización de los Estados Americanos (OEA) sobre la crisis de Venezuela se celebre en la sede del organismo en Washington el 22 de mayo.

Así lo explicó hoy a un grupo de periodistas, entre ellos Efe, el embajador de Colombia ante la OEA, Andrés González Díaz, y confirmaron otras fuentes diplomáticas de las delegaciones promotoras del encuentro.

En esa reunión, un grupo amplio de ministros de Exteriores de la región tratará de buscar una resolución "sustantiva" ante su "gran preocupación" por la crisis venezolana y, quizás, posibles "iniciativas" al respecto, indicaron varias fuentes diplomáticas.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, se reunió hoy en la OEA con el secretario general, Luis Almagro, en el marco de su visita a EE.UU. y, en declaraciones a la prensa, apostó por una "salida negociada, política, diplomática, a la crisis" de Venezuela.

Preguntado por la reunión de cancilleres de la OEA, se limitó a decir: "Chile está abierto a cualquier modalidad que permita acercarnos a esa salida política que ponga fin a la violencia, que ponga fin a la represión".

La fecha y el lugar propuestos, 22 de mayo en la sede de Washington, se someterán a votación la semana próxima en un Consejo Permanente en el que serán necesarios al menos 18 apoyos, la mayoría absoluta de los 35 Estados miembros.

La convocatoria de una reunión de cancilleres se aprobó el pasado 26 de abril con 19 votos a favor y provocó que, dos días después, el Gobierno de Venezuela diera el paso sin precedentes de solicitar la salida de la OEA al oponerse frontalmente a esa sesión.

La OEA celebró hoy su primer Consejo Permanente sin la participación de ningún representante de Venezuela, una semana después de que el Gobierno de Nicolás Maduro pidiera la retirada del organismo, que no será efectiva hasta 2019.

Se trató de una sesión extraordinaria para escuchar las presentaciones de los seis candidatos a comisionados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que no se abordó ningún otro tema.

El sillón de Venezuela en el Consejo estuvo vacío durante toda la reunión y ningún representante del país acudió a la sede de la organización, explicaron a Efe fuentes de esa misión diplomática.

La salida de Venezuela no será efectiva hasta 2019, como marca la Carta de la OEA, por lo que hasta entonces será miembro con plenos derechos y obligaciones y, por ende, el resto de países podrá seguir haciendo reuniones y pronunciándose sobre su crisis.

No obstante, el Gobierno venezolano ya ha dejado claro que no participará en ninguna actividad de la OEA y que no tendrá en cuenta nada de lo que se apruebe en el organismo.

Otra cita importante que se aproxima en el calendario es la Asamblea General ordinaria de la OEA, la gran reunión anual del organismo, que este año acogerá México entre el 19 y el 21 de junio.

La OEA estudia ahora la petición del Parlamento venezolano, controlado por la oposición, de frenar la salida de Venezuela de la organización.

El paso del Gobierno de Venezuela no tiene precedentes en la OEA, ya que ni siquiera Cuba, país al que se suspendió en 1962 y se le levantó esa sanción en 2009, denunció nunca la Carta de la OEA, por lo que es miembro aunque no participe y asegure no tener intención de volver a hacerlo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7