Protesta de chalecos amarillos en Bélgica se torna violenta

Una protesta del movimiento chalecos amarillos se tornó violenta en Bruselas cuando los manifestantes arrojaron objetos a edificios y la policía utilizó gas pimienta en las confrontaciones.

Mientras varios cientos de manifestantes que vestían chalecos amarillos protestaban contra la injusticia social, también había personas encapuchadas vestidas de negro provocando a las autoridades.

La policía montada patrullaba el centro histórico y hubo altercados en varias zonas. Se vio cómo las autoridades detuvieron a varias personas.

El domingo hay elecciones generales en Bélgica y también en toda la Unión Europea para el Parlamento Europeo. La sede de la UE se ubica cerca al lugar en donde ocurrieron los desmanes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes