Protesta sindical en Paraguay por uso de fondos jubilatorios

Miles de asociados de sindicatos de empresas del sector privado y de organismos estatales protestaron el jueves en Paraguay contra un proyecto de ley que autorizaría al gobierno a utilizar los fondos jubilatorios en diferentes negocios.

"La movilización sindical tuvo la adhesión de más de cuatro mil personas, que enfrente del edificio del Congreso protestaron contra el plan del Ministerio de Hacienda de disponer de nuestro dinero", dijo en conferencia de prensa Bernardo Rojas, líder del gremio Central Unitaria de Trabajadores Auténtica.

Aunque la policía no reportó ningún incidente, los manifestantes reunidos en una pequeña plaza pública generaron numerosos atascos del tráfico de automotores en el centro de Asunción.

Rojas agregó que los senadores, por amplia mayoría, remitieron de vuelta el proyecto a la cámara de diputados para su revisión. "Pedimos a los legisladores, si insisten en utilizar el dinero para jubilación de los trabajadores depositados en bancos privados y estatales, que inviten a los líderes gremiales a debatir sobre riesgos y beneficios", enfatizó.

En tanto, el Ministerio de Hacienda emitió un comunicado destacando que supuestamente no existen riesgos sobre posibles malas inversiones.

Sin embargo, el sindicalista Jorge González dijo a The Associated Press que "en los años 90 el gobierno del entonces presidente Juan Carlos Wasmosy (1993-1998) utilizó con aprobación del Congreso los fondos jubilatorios de los trabajadores del sector privado para adquirir un banco comercial para generar ganancias. Finalmente, ese banco quebró"

"No queremos que se repita la historia", añadió.

Por otra parte, el Senado dio entrada a la nota escrita que envió el lunes el expresidente Horacio Cartes para pedir su incorporación como miembro pleno del cuerpo legislativo. La solicitud fue remitida a las comisiones asesoras para que en unos 30 días presenten su dictamen.

La Constitución vigente desde 1992 establece que un expresidente será senador vitalicio con voz pero sin voto, salario ni inmunidad. Asimismo, prohíbe la reelección para un segundo periodo de gobierno. Sin embargo, la Justicia Electoral y la Corte Suprema de Justicia habilitaron a Cartes para competir por un curul en los comicios nacionales del 22 de abril y el exmandatario ganó. A pesar de ello, el 30 de junio, cuando debía asumir el cargo, el entonces presidente del Senado --el opositor y exobispo católico Fernando Lugo, quien también gobernó el país entre 2008 y 2012-- no lo convocó porque ejercía aún las funciones de presidente.

La constitución no permite ejercer dos funciones públicas al mismo tiempo.

Ahora su incorporación al Congreso dependerá de los demás legisladores: se necesita el voto mínimo de 23 de los 45 senadores.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes