Protestas en Cusco tras postergarse construcción de aeropuerto internacional

Con bloqueos de carreteras y movilizaciones pobladores de la región Cusco protestaron este miércoles por la postergación de la construcción del aeropuerto internacional de Chinchero, aunque el gobierno se comprometió a retomar la obra esta semana.

"Tenemos reportado bloqueos en las carreteras que conecta Cusco, Abancay y Lima. Los pobladores han lanzado rocas y troncos a las vías por el paro que iniciaron", dijo a la AFP el oficial José Aquino, de la región policial Cusco.

La situación es preocupante para los comerciantes, debido a que por esas vías se desplazan turistas para viajar hacia el monumento inca Ollantaytambo y a la ciudadela de Machu Picchu.

Desde la madrugada, centenares de manifestantes del distrito de Chinchero y Cusco protestan por la postergación de la obra, valorada en unos 500 millones de dólares.

"Nos estamos movilizando porque este proyecto lo hemos esperado por muchos años, hay una exigencia del gobierno nacional de cumplir el compromiso político de iniciar los trabajos del proyecto. Prácticamente hemos sido burlados", dijo a la radio RPP el gobernador regional de Cusco, Edwin Ticona.

El gobierno postergó el lunes el inicio de la obra debido a reclamos de legisladores de la oposición fujimorista, que consideraron que las modificaciones al contrato de construcción eran lesivas para el país.

El proyecto se realiza mediante una asociación público-privada, aunque en una adenda al contrato el Estado asume el 80% del financiamiento, lo que generó cuestionamientos de la oposición, aunque después pidió al gobierno seguir adelante.

El mandatario Pedro Pablo Kuczynski aclaró que el cambio en el contrato reduce los costos de la obra a la mitad.

"Vamos a estar el viernes (3 de febrero) con el presidente para dar inicio de las obras de este importante proyecto, este aeropuerto que tendrá 7,5 millones de pasajeros al año", dijo el ministro de Transportes, Martín Vizcarra.

La Sociedad Aeroportuaria Kuntur Wasi, integrada por la argentina Corporación América y el peruano Andino Investment Holding, ganó la licitación el 2014 durante el gobierno de Ollanta Humala.

La postergación de la firma de la adenda al contrato se dio en un momento de mucha sensibilidad en Perú ante casos de corrupción en la construcción de obras, tras la revelación que hizo hace unas semanas la constructora brasileña Odebrecht de haber entregado 29 millones de dólares a funcionarios para adjudicarse obras del 2005-2014.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes