Próximo viaje a Chipre, campo minado para el Papa

CIUDAD DEL VATICANO (AP). El papa Benedicto XVI se encamina a una posible tormenta diplomática en su visita a Chipre esta semana, un peregrinaje a una isla dividida que podría enfurecer a Turquía y al resto del mundo musulmán.

Las divisiones entre griegos y turcos étnicos, los desacuerdos en la comunidad ortodoxa griega, así como las preocupaciones en torno a templos cristianos y musulmanes dañados estarán bajo escrutinio durante el viaje de tres días del pontífice a partir del viernes.

La visita será una prueba crucial para determinar si Benedicto XVI ya se siente más cómodo al navegar en las aguas de la diplomacia, ya que en previos viajes al extranjero ha enfrentado críticas frecuentes por traspiés políticos.

Una afirmación del Papa durante un discurso en Alemania que insinuaba un vínculo entre el islam y la violencia desató la indignación del mundo musulmán y casi lo obligó a cancelar un viaje a Turquía en 2006.

Otras controversias surgieron a partir de sus afirmaciones en un viaje a Africa de que los condones pueden empeorar la epidemia de sida en el continente, así como de sus declaraciones en Brasil de que los indígenas latinoamericanos deseaban convertirse al cristianismo incluso antes de la llegada de los conquistadores europeos.

El viaje a Chipre llega apenas días después de que los líderes de la isla _el presidente greco-chipriota Dimitris Christofias y el recién elegido presidente de los turco-chipriotas separatistas, Dervis Eroglu_ reanudaran las conversaciones de paz tras una pausa de dos meses.

Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, ha exhortado a los líderes rivales a asegurarse de que no fracasen las conversaciones por la reunificación del país, al tiempo que les advirtió que tienen el tiempo en contra.

La Policía de Chipre ha dicho que, aunque está consciente de posibles protestas de algunos grupos religiosos en contra del viaje papal, no ha habido amenazas creíbles a su seguridad.

"Seguimos adelante con nuestra planeación relacionada con la seguridad del Papa y se tomarán todas las medidas necesarias para asegurar que no ocurra ni siquiera el incidente más pequeño (que pudiera manchar la visita)", afirmó el vocero policial Michalis Katsounotos.

Chipre fue dividido según la etnia de la población en 1974, cuando Turquía invadió la isla tras un golpe de Estado de los partidarios de que ésta se unificara a Grecia. En 1983, los turco-chipriotas declararon una república independiente en el norte, pero sólo Turquía la reconoce y mantiene 35,000 soldados allí.

Oficialmente, la división de la isla no está en la agenda del Papa, quien no tiene planes de visitar el norte de Chipre, dijo el prelado Federico Lombardi, vocero de El Vaticano.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes