Pugna entre Kirchner y Redrado arrastra a un funcionario

BUENOS AIRES (AFP). La extendida pugna entre el gobierno argentino y el destituido titular del Banco Central, Martín Redrado, arrastró al Procurador del Tesoro, uno de los responsables de la estrategia oficial que procuraba pagar deuda con reservas, a lo que se opuso el jefe del emisor.

La presidenta Cristina Kirchner despidió en la noche del miércoles al Procurador del Tesoro (jefe de los abogados del Estado), Osvaldo Guglielmino, luego de que el gobierno sufrió sucesivos reveses en la justicia por el despido de Redrado y la creación de un fondo por USD 6,569 millones para pagar parte de la deuda de 2010.

Guglielmino fue uno de los funcionarios que elaboró la fracasada estrategia judicial para enfrentar un amparo de Redrado contra su despido y otro por la creación del llamado Fondo del Bicentenario para pagar deuda.

Tras ser removido por Kirchner el 7 de enero, Redrado fue restituido por una jueza y luego un ambiguo fallo de segunda instancia, según juristas, no lo confirmaba en el cargo.

No obstante, la oposición logró que el funcionario pudiera comparecer ante una comisión bicameral del Congreso, un paso ineludible para remover al jefe del Banco Central, aunque la opinión de ese órgano legislativo no es vinculante para el Ejecutivo.

"Espero que la comisión tenga la misma libertad con la que yo expuse y se sientan libres de presiones políticas", dijo Redrado a los periodistas al concluir este jueves su comparecencia en el Congreso, que había iniciado el miércoles.

La comisión especial bicameral, formada por presión opositora, está integrada por un legislador opositor, un oficialista y el vicepresidente de la Nación y titular del Senado, Julio Cobos, duramente enfrentado con Kirchner desde 2008.

El gobierno volvió a defender este jueves la creación del Fondo del Bicentenario y negó que los recursos puedan ser utilizados para cubrir los déficits de las provincias.

"Está clarísimo que la única utilización de estos fondos es la cancelación de los vencimientos (de la deuda) del 2010", aseguró este jueves el ministro de Economía Amado Boudou, en declaraciones radiales.

No obstante, algunos analistas consideran que el gobierno podría apelar a ese fondo para financiar altos niveles del gasto público.

El gobierno argumenta que es preferible usar reservas del Banco Central (USD 48,000 millones en total) que endeudarse a tasas superiores a 14% en los mercados financieros internacionales, debido a que Argentina aún no salió totalmente del default declarado en 2001.

En medio de la crisis por la formación de ese fondo, Argentina prepara su presentación para renegociar la deuda aún en mora, por unos USD 20,000 millones.

En 2005, el gobierno de Néstor Kirchner, esposo de la mandataria, renegoció 76% de la deuda declarada en default en 2001, la mayor de la historia por USD 90,000 millones.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes