Puigdemont no consigue ser eurodiputado al no viajar a Madrid

El expresidente del gobierno regional catalán Carles Puigdemont no consiguió hoy convertirse en miembro del Parlamento Europeo (PE), al no viajar personalmente a Madrid para el acto de acatamiento de la Constitución española.

Puigdemont, quien se encuentra huido de la Justicia española en Bélgica junto con un miembro de su antiguo gobierno, Toni Comín, fue elegido en los comicios europeos del pasado 26 de mayo, pero para lograr la credencial de eurodiputado debía acudir a la Junta Electoral Central española (JEC), en Madrid, cosa que ninguno de los dos hizo.

Sobre ambos pesa una orden judicial de detención por su papel en el intento secesionista catalán de finales de 2017.

La Policía Nacional y los servicios de seguridad del Congreso de los Diputados, donde tiene su sede la JEC, habían reforzado los controles de los accesos desde el viernes ante la más mínima opción de que Puigdemont o Comín se presentara en el edificio.

Sí acudió al Congreso el abogado de ambos, Gozalo Boye, quien intentó retirar de la JEC la credencial de eurodiputado de los dos políticos, para lo cual llevaba sendos documentos de acatamiento de la Constitución firmados por los dos electos ante lo que definió como una "autoridad válida" en Bélgica.

Sin embargo, los servicios de la Cámara impidieron a Boye entregar los documentos y le explicaron que el trámite correcto es acudir a la oficina del órgano electoral y registrar allí el escrito con el que pide se tenga en cuenta la documentación.

El abogado, además, no estaba acreditado para permanecer en la sala donde tuvo lugar el acto con los eurodiputados electos.

El jueves próximo, cuando la JEC tiene previsto reunirse de nuevo, según precisaron a Efe fuentes del órgano electoral, es posible que se estudie el escrito de Boye.

Por tanto, y al no haber realizado la promesa o jura del cargo en el acto al que se convocó para este lunes a los 54 eurodiputados electos, Puigdemont y Comín no recibieron sus credenciales y no podrán estar en la constitución del Parlamento europeo, el 2 de julio en Bruselas.

Boye lamentó en declaraciones a la prensa que la JEC rechazara los documentos que aportó, y consideró que lo ocurrido hoy era un "acto de legalidad interna española y no de legalidad europea".

Tampoco recibió su acreditación Oriol Junqueras, exvicepresidente del gobierno regional catalán en prisión preventiva desde finales de 2017 y a la espera de la sentencia en el Tribunal Supremo, acusado de rebelión y otros delitos en el juicio a doce dirigentes independentistas catalanes por el intento secesionista de ese año.

El Tribunal Supremo rechazó la pasada semana una petición de Junqueras para salir temporalmente de la cárcel a fin de recoger su acta de diputado en el Parlamento Europeo (PE), aunque Junqueras anunció un recurso contra esa decisión.

Al final, la Junta Electoral Central dejó vacantes esos tres escaños. De los 54 elegidos para integrar por España el Parlamento Europeo un total de 50 prometieron o juraron sus cargos.

Sí recogió su acta de eurodiputada Diana Riba, del mismo partido que Junqueras (el independentista de izquierda ERC), contra quien no pesa ninguna actuación judicial, y quien acató la Constitución en nombre de los "presos políticos", fórmula que generó reticencias pero fue finalmente aceptada.

El único eurodiputado electo que falta por cumplir el trámite es Josep Borrell, actualmente ministro de Exteriores en funciones, y que hoy participa en una reunión ministerial de la Unión Europea, por lo que fue convocado para el próximo jueves.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes