Putin, confirmado como primer ministro

MOSCÚ (AFP) - El ex presidente ruso Vladimir Putin, al que el Parlamento confirmó como nuevo primer ministro de Rusia, jugará un "papel clave" en la gestión del país, cuyo desarrollo dirigirá en "tándem" con el nuevo presidente, Dimitri Medvedev.

Los diputados aprobaron por 392 votos a favor y 56 en contra la candidatura de Putin a la jefatura del Gobierno, un día después de su nombramiento por parte del flamante presidente. "Creo que nadie pone en duda que nuestro tándem, nuestra cooperación, continuará reforzándose", declaró Medvedev ante los diputados de la Duma, cámara baja del Parlamento ruso. Como jefe de Gobierno, Putin "desempeñará un papel clave" en "los planes de desarrollo de Rusia de aquí a 2020", afirmó Medvedev, que había sucedido a Putin en el Kremlin durante una ceremonia de investidura celebrada el miércoles.

Putin, de 55 años, que subió al estrado antes de ser confirmado oficialmente en el puesto, detalló sus planes para convertir Rusia en una potencia económica y financiera y para mejorar las condiciones sociales del país. "Para nosotros la tarea de importancia vital es aumentar significativamente la eficacia y la estabilidad de la economía nacional", afirmó. Así, prometió estimular la producción de petróleo, recortar impuestos y bajar la inflación.

Rusia Unida, el partido de Putin, controla más de dos tercios de los escaños de la Duma, es decir, que su confirmación por la cámara baja fue una mera formalidad.

El nombramiento de Putin como primer ministro tras ocho años en la presidencia de Rusia completa un plan cuidadosamente coreografiado por el que Medvedev, su protegido de 42 años, se convirtió en presidente mientras él se hace cargo de las riendas del gobierno. Este liderazgo dual no tiene precedentes en Rusia, donde el Kremlin ha gozado tradicionalmente de un poder aplastante.

Tras la grandiosa ceremonia de investidura en el Kremlin el miércoles, el primer acto de Medvedev como presidente fue presentar a su predecesor como candidato al puesto de primer ministro.

Putin sigue gozando de gran popularidad entre los rusos, que lo consideran responsable de la recuperación económica del país, gracias a exportaciones masivas de energía, y del nuevo papel de Rusia en la escena internacional.

Pero, aunque prometió coooperar de cerca con Medvedev, ambos hombres pretenden conservar competencias mayores, lo que según algunos analistas podría provocar inestabilidad en el tándem. Numerosos observadores consideran muy probable que continúen las políticas aplicadas hasta ahora por Putin, pero algunos piensan que Medvedev, ex abogado empresarial, podría suavizar algunas de las posiciones más duras del nuevo primer ministro.

Medvedev es el líder más joven que el Kremlin haya tenido desde hace más de un siglo y, a diferencia de Putin y la mayoría de miembros de la élite dirigente en Rusia, no ha trabajado en el KGB ni otros servicios de seguridad.

El nuevo presidente saboreó sus nuevos poderes cuando un responsable militar le entregó el miércoles el maletín que controla el arsenal nuclear ruso. Ese poder militar se mostrará el viernes, cuando los misiles balísticos intercontinentales Topol-M de Rusia desfilen por la Plaza Roja de Moscú, coincidiendo con el Día de la Victoria. El desfile, que conmemora el fin de la Segunda Guerra Mundial, será por primera vez desde la época soviética la ocasión de mostrar el armamento pesado.

Según la Constitución rusa, Medvedev tiene poderes para destituir a su primer ministro y a todo el gobierno en cualquier momento, con un Parlamento muy debilitado tras las reformas aplicadas por Putin.

Sin embargo, ahora que Putin comienza una nueva carrera como primer ministro y líder del partido gubernamental, esto podría cambiar. Con dos tercios de los votos, Rusia Unida puede, en teoría, modificar la Constitución.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes