Putin inaugura espectáculo aéreo

ZUKOVSKY, Rusia (AP). El primer ministro Vladimir Putin prometió invertir miles de millones de dólares de fondos gubernamentales para respaldar a la industria aerospacial rusa al inaugurar ayer martes el espectáculo aéreo más importante del país.

El avión de combate más avanzado de la muestra, el Su-35, es apenas una mejora del Su-27, el principal caza de la fuerza aérea soviética y rusa durante casi un cuarto de siglo.

Su fabricante Sukhoi, en busca de nuevos mercados, desarrolló un avión de pasajeros regional, el Superjet 100, que hizo su debut público en el espectáculo. La empresa, que busca competir con las naves de la brasileña Embraer y la canadiense Bombardier, informó que ya tiene pedidos 122 aviones de pasajeros.

La inauguración del Espectáculo Internacional de Aviación y el Espacio fue opacada por el choque el domingo de dos jets de la fuerza aérea durante una práctica para el evento. En el percance murió el líder de un escuadrón acrobático de élite.

Putin elogió a la víctima, de quien dijo era uno de los mejores pilotos rusos, y lo honró guardando un minuto de silencio.

La crisis económica global también ensombreció el espectáculo, pues algunos analistas consideran que se alcanzarán pocos acuerdos comerciales. La muestra aérea, que durará toda la semana en un aeródromo militar cercano a Moscú, es la plataforma de exhibición para decenas de empresas privadas y estatales de defensa.

Putin prometió que el gobierno invertiría amplios recursos para actualizar a las empresas aerospaciales del país y les ayudaría a extender su participación en el mercado mundial.

"El desarrollo de las industrias de la aviación y el espacio es una de nuestras prioridades", aseveró el primer ministro en la inauguración. "Estamos colocando nuestras esperanzas en la diversificación de la economía nacional y en la expansión de nuestro sector de alta tecnología".

Más tarde, Putin observó como los cazas y los helicópteros sobrevolaban la pista, efectuando diversas maniobras acrobáticas, y luego visitó varios pabellones donde se exponían muchos artículos vinculados con este sector, desde simuladores de vuelo hasta sistemas de defensa de misiles y paracaídas.

Pese a varias promesas de Putin de que modernizaría a la industria aérea durante sus ocho años en la presidencia, muchos siguen utilizando equipos antiguos, y la producción de nuevos modelos, ya sean para uso militar o civil, ha sido lenta.

Rusia no ha logrado desarrollar un nuevo caza que iguale al avión de combate estadounidense más reciente, el F-22 Raptor, que entró en servicio en el 2005. Las autoridades rusas aseguraron que el nuevo caza ruso podría hacer su vuelo de debut más tarde en el presente año.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes