Quejas por confusión en clínica de fertilidad en Utah

El sospechoso está muerto, la clínica de fertilidad donde habría reemplazado el esperma de un cliente con el suyo ya no funciona y la clínica no dejó ningún registro que pueda mostrar la magnitud del escándalo, dijo el martes la Universidad de Utah.

Una línea directa de la universidad ha registrado 17 llamadas en los últimos días sobre la posible manipulación de las muestras de semen en la clínica de fertilidad otrora operada por profesores de la institución.

Sin embargo, los funcionarios dicen que quizá nunca logren llegar hasta el fondo de una denuncia según la cual un delincuente convicto que trabajaba en la clínica hace dos décadas cambió su esperma, lo que obliga a una mujer que ahora tiene 21 años a preguntarse: " ¿Quién soy yo?"

Funcionarios de la universidad dicen que están sorprendidos, pues la confusión ocurrió en 1991, la clínica cerró al año siguiente y el sospechoso murió en 1999.

"Por desgracia, la realidad de esta muy preocupante situación es que hay muy poca información con la cual sacar conclusiones definitivas", dijo a The Associated Press en un comunicado Kathy Wilets, una portavoz de la división de ciencias de la salud de la Universidad de Utah.

Y añadió: "Creemos que es imposible determinar exactamente lo que sucedió. La universidad es solidaria con la angustia que esta situación ha provocado a la familia Branum".

Los fiscales estatales y federales dijeron que no tenían conocimiento de la acusación de hace ya casi un año y no estaban seguros si justifica una investigación.

La madre de la mujer, Pamela Branum, ha dicho que ella y su marido descubrieron una falta de coincidencia genética en su hija, y lograron rastrear su linaje con la ayuda de los familiares del trabajador de la clínica de fertilidad ya fallecido, Thomas Ray Lippert.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7