Quiebra empresa de maní inmersa en escándalo de salmonela

ATLANTA (AP). La empresa procesadora de maní que figura en el centro de un brote nacional de salmonela se declaró hoy viernes en bancarrota, indicio de que piensa cesar sus operaciones.

Peanut Corp. of America, con sede en Virginia, se acogió al Capítulo 7 de la Ley de Bancarrota en un tribunal de Lynchburg, en ese mismo estado. El Capítulo 7 permite la liquidación ordenada de los bienes de la empresa para pagar a los acreedores.

"Es lamentable pero inevitable ante los acontecimientos del último mes", dijo el abogado Andrew S. Goldstein, especialista en bancarrotas, quien fue el que presentó la petición.

Peanut Corp. está ya bajo investigación federal en conexión con un brote de salmonela que enfermó a 600 personas y pudiera haber causado al menos nueve muertes en todo el país. Más de 2,000 de sus productos han sido retirados y han sido interpuestas más de una docena de demandas civiles.

Al presentar la declaración de bancarrota, la empresa declaró que sus deudas y activos oscilan entre un millón y 10 millones de dólares.

"Redunda en el mejor interés de los acreedores que todas las medidas contra la empresa sean consolidadas", dijo Goldstein.

El presidente de Peanut Corp. Stewart Parnell se negó repetidamente a responder preguntas el miércoles ante la subcomisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que intenta evitar otro brote infeccioso. Empero, correos electrónicos recopilados por los investigadores indicaron que ordenó directamente el envío de productos que la firma sabía estaban contaminados.

Contactado por teléfono, Parnell dijo que sus abogados le aconsejaron que no haga declaraciones. "Si pudiese, lo haría", señaló.

Por otra parte, las autoridades de salud pública de Texas ordenaron el retiro de la venta de todos los productos de maní de una filial de la firma en ese estado, luego que inspectores encontrasen ratas muertas, materia fecal y plumas.

El departamento emitió la orden el jueves luego de encontrar un espacio insalubre encima del área de producción en la planta de Peanut Corp. Durante la inspección del miércoles, los funcionarios descubrieron que el sistema de ventilación dispersaba polvo y otras materias sucias hacia áreas en donde se procesaba maní tostado y molido y pasta de maní.

La planta, que cerró voluntariamente el lunes, recibió órdenes del gobierno estatal de dejar de producir y distribuir bienes alimenticios. Las instalaciones en la ciudad de Plainview, que emplea a unas 30 personas, debe cerrar hasta nueva orden tras operar sin licencia ni inspecciones durante casi cuatro años desde que abrieron en el 2005.

El portavoz del departamento de salud de Texas, Doug McBride, dijo que correspondía a Peanut Corp. informar a sus clientes de la retirada de los productos. Mensajes telefónicos dejados en la compañía no fueron contestados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes