RSF reclama a Panamá la liberación inmediata del periodista Okke Ornstein

Reporteros sin Fronteras (RSF) reclamó hoy a Panamá la liberación inmediata del periodista holandés Okke Ornstein, que se encuentra encarcelado en el país centroamericano por injuria y calumnias, al considerar que ha sido víctima de "numerosas irregularidades judiciales".

En un comunicado, el responsable para Latinoamérica de RSF, Emmanuel Colombié, pidió "a la Justicia panameña que ponga en libertad inmediatamente a Okke Ornstein y que retire los cargos en su contra en espera de un juicio justo".

Colombié denunció que en Panamá son frecuentes los procesos por difamación y que los periodistas deben comparecer por eso ante los tribunales, unas prácticas que a su parecer tienen que cesar porque "constituyen una amenaza para la libertad de prensa".

La organización consideró que Okke Ornstein "está en el punto de mira de la Justicia por haber denunciado en sus publicaciones casos de corrupción".

Y dijo que es "irónico" que sólo unos días después del arresto del periodista en el aeropuerto de Tocumén, en la capital, el 15 de noviembre, a su llegada de un viaje a Holanda, se haya celebrado del 1 al 4 de diciembre en la Ciudad de Panamá la Conferencia Internacional Anticorrupción.

Lo que ha llevado a la cárcel al periodista es una sentencia del 14 de diciembre de 2012 a 20 meses de prisión (8 por injuria y 12 por calumnia) sobre la base de una demanda del empresario canadiense Monte Friesner.

La denuncia tenía que ver con artículos que el periodista publicó en el sitio web "Bananama Republic", en los que atribuía a la compañía Pronto Cash, creada por el empresario en Panamá, actividades ilícitas, en concreto fraude y blanqueo de dinero.

RSF hizo notar que en 1995 la Justicia estadounidense había declarado culpable a Monte Friesner por esos mismos delitos.

El Ministerio panameño de Exteriores afirmó el pasado día 1 que Ornstein estaba encarcelado por condenas en procesos judiciales que "cumplieron con las normas del debido proceso (...) y, en todo momento, tuvo representación legal para su defensa".

RSF, sin embargo, señaló que tanto el periodista como su familia lo negaron inmediatamente. De acuerdo con su versión, la abogada que le asignaron, Ana González, "no se comunicó suficientemente con él, nunca le informó de las posibles opciones legales ni respondió a sus solicitudes".

Aunque la sentencia inicial de 2012 fue confirmada en apelación en 2015, Ornstein no imaginó nunca que lo encarcelarían y no pensaba que fuera necesario otro recurso.

El periodista, que vive en Panamá desde hace 15 años, se enfrenta igualmente a otra sentencia de 18 meses de prisión por una demanda en 2015 de un hombre de negocios holandés, Patrick Visser, que le acusa de informaciones en las que explicaba un sistema fraudulento de reducción de emisiones de dióxido de carbono del que se beneficiaba su empresa Silva Tree en Panamá.

Además, Okke Ornstein se enfrenta a inculpaciones por difamación en otros tres casos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7