Radiación del agua de Tokio supera límite aceptable para bebés

TOKIO ( AP). El agua potable en Tokio duplicó el límite de la radiactividad considerada segura para los infantes, informaron el miércoles las autoridades, al tiempo que se acrecentaba la preocupación por la seguridad de los alimentos como consecuencia de la fuga radiactiva procedente de la dañada planta nuclear de Fukushima tras el sismo y posterior maremoto.

El Buró del Agua dijo a los periodistas que una planta de tratamiento del agua potable en el centro de Tokio, que suministra servicio a gran parte de la ciudad detectó que el agua contiene 210 becquereles de iodo-131 por cada litro.

Indicaron que el límite de consumo del iodo-131 para los infantes no debe ser mayor de 100 becquereles por litro. Los bebés en Tokio no deben tomar agua del grifo aunque el nivel de radioactividad no represente un riesgo inmediato para los adultos, informaron las autoridades.

Casi dos semanas después del desastre doble del 11 de marzo, autoridades nucleares están luchando para estabilizar la dañada y recalentada planta nuclear de Fukushima, la cual ha estado filtrando radiación desde que el desastre dañó los sistemas de enfriamiento de la planta.

La radiación se ha pasado a los vegetales, la leche sin pasteurizar, el agua potable e incluso en el agua de mar en las áreas que rodean a instalación nuclear.

El brócoli fue agregado el miércoles a la lista de verduras radiactivos que incluyen también la espinaca, la canola, y el crisantemo verde o comestible.

Previamente, los residentes de la ciudades del noreste de Japón recibieron avisos para no beber el agua del grifo debido a los altos niveles de iodo radioactivo, el cual puede causar cáncer de tiroides. Hasta el miércoles, los niveles encontrados en el agua de Tokio eran mínimos, según dijeron las autoridades.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informó el martes de la suspensión de las importaciones de productos lácteos y aquellos producidos en la región de Fukushima.

Otros alimentos importados de Japón, incluyendo mariscos, se seguirán vendiendo al público pero primero serán sometidos a pruebas radiactivas.

Los alimentos japoneses representan menos de 4% de todas las importaciones de Estados Unidos, y la FDA no prevé que la radiación ponga en riesgo a los alimentos estadounidenses.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes