Radicales queman la biblioteca de un sacerdote griego ortodoxo en el Líbano

Beirut - Desconocidos prendieron fuego a la biblioteca de un sacerdote griego ortodoxo en la ciudad de Trípoli, en el norte del Líbano, después de que radicales hallaran en su interior un "panfleto insultante al islam y al profeta Mahoma".

Las llamas devoraron durante la noche decenas de miles de los 80.000 libros que había en su interior, y los bomberos necesitaron varias horas para poder combatir el fuego, informaron hoy los medios libaneses.

Sin embargo, las investigaciones demostraron que el religioso no tenía ninguna relación con la publicación del panfleto.

El primer ministro saliente, Nayib Mikati, condenó el sabotaje y expresó su rechazo a "cualquier acto que perjudique a la ciudad de Trípoli y sus habitantes. Trípoli era y será siempre la ciudad del saber y de los sabios".

La cúpula de la seguridad en Trípoli se reúne hoy en la oficina del jefe de la policía en la ciudad, el general Basam Ayubi, para examinar el incendio de la biblioteca del sacerdote.

El exjefe de la Policía, Achraf Rifi, originario de Trípoli, condenó el ataque y aseguró que es resultado de rumores sin fundamento.

"Ese acto criminal planea serias dudas sobre el grupo que está detrás, que busca impedir la convivencia en la ciudad y dañar su reputación", advirtió Rifi.

El colegio de abogados de Trípoli condenó también el incendio de la biblioteca, de "una riqueza cultural e intelectual considerable", y dijo que ese acto es contrario a la "convivencia histórica de la ciudad". EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7