Raúl Castro firma libro de condolencias en Embajada de Francia por atentados

El presidente de Cuba, Raúl Castro, firmó hoy el libro de condolencias abierto en la Embajada de Francia en La Habana, donde trabajadores de esa legación y miembros de la colonia francesa en la isla se concentraron y guardaron un minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas de París.

"En nombre del pueblo y del gobierno de Cuba deseo reiterar al pueblo y gobierno de Francia las más sentidas condolencias y nuestra solidaridad, extensivas a los familiares de las numerosas víctimas de los atroces atentados terroristas del pasado 13 de noviembre, que condenamos firmemente", escribió Raúl Castro en el libro.

El mandatario cubano fue recibido por el encargado de negocios a.i de la embajada francesa, señor Guy Christophe, quien le agradeció su presencia en esa sede diplomática, según refirió un reporte de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

Raúl Castro acudió a la embajada acompañado por el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas, y el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

"Francia ha sido golpeada de nuevo por un atentado terrorista reivindicado por el Estado Islámico. Nuestra reacción es de indignación", afirmó este lunes a la prensa el embajador francés en Cuba, Jean-Marie Bruno.

Según el embajador, la situación requiere también "una reacción de solidaridad internacional" porque entre las víctimas de los seis atentados múltiples del pasado viernes en París hay gente de distintas nacionalidades.

"La diversidad, que es uno de los valores esenciales de la democracia como la entendemos en Europa y en Francia, ha sido directamente el objetivo de estos atentados", subrayó Bruno.

Tras el minuto de silencio, los asistentes a este acto homenaje a las víctimas de los atentados firmaron en el libro de condolencias que se ha creado para la ocasión.

El pasado viernes 13 de noviembre, París sufrió una oleada de atentados, que según dijo hoy el presidente de Francia, François Hollande, fueron "planificados en Siria, organizados en Bélgica" y perpetrados "con complicidades en Francia".

Los atentados, reivindicados por la organización terrorista Estado Islámico, se cobraron 129 vidas y provocaron más de tres centenares de heridos, entre ciudadanos de este país y otras 18 nacionalidades.

Ese mismo viernes, el presidente cubano expresó en un comunicado oficial su pesar por la tragedia y trasladó sus condolencias al pueblo y al Gobierno de Francia. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes