Raúl Castro aumenta pensiones y salarios a cubanos

LA HABANA, 28 Abr 2008 (AFP) - El gobierno de Raúl Castro dio otro paso en su política de cambios y ajustes económicos en Cuba al aumentar las jubilaciones y anunciar un alza salarial gradual, pero la población reclama medidas urgentes que eliminen la brecha abismal entre el costo de vida y los sueldos.

La medida, publicada este lunes en el diario Granma y comunicada el domingo a la población, beneficiará a los jubilados que reciben hasta 400 pesos mensuales (17 dólares) y, en el caso de la pensión mínima crecerá 20%, de 164 a 200 pesos (de 6,8 a 8,3 dólares).

A Norma, de 73 años, la pensión le subirá de 265 a 305 pesos (de 11,9 a 13,7 dólares), y aunque acogió como "buena" la decisión, lamentó que "todo está muy caro y eso resuelve muy poco".

"Yo no tengo, a diferencia de muchos cubanos, familia afuera que me envíe dinero, así que tengo que inventar aquí para conseguir la divisa. Veo buena intención de Raúl en aumentar los salarios y la chequera (pensión), pero no alcanza para terminar el mes", dijo Norma, una anestesióloga que ahora se busca la vida haciendo masajes.

El gobierno también aprobó un aumento salarial de hasta 55% a trabajadores del área judicial, pero aclaró que actualmente no es posible aplicar alzas a todos los sectores, pues el país no dispone de los recursos necesarios.

"Los incrementos salariales se aplicaron por sectores y prioridades, siempre a partir de una rigurosa evaluación de las condiciones económicas" del país y de forma gradual, subrayó la nota.

El Estado cubano controla un 90% de la economía y paga a sus empleados en moneda local, con un salario promedio de 408 pesos (17 dólares). Algunos reciben incentivos mensuales entre 10 y 30 pesos en efectivo.

Los cubanos cuentan con servicios de educación y salud gratuitos, pagan bajísimos alquileres, y tienen con la "libreta (cartilla)" productos de la canasta básica a precios subsidiados.

Sin embargo, los alimentos regidos por la libreta resultan insuficientes y la población debe comprar muchos productos en CUC, la divisa cubana, 24 veces superior al peso cubano.

"La eliminación de la dualidad monetaria, y una política monetaria y salarial más flexible, acompañadas de reformas estructurales, sumarían beneficios al desarrollo de la economía cubana y por ende a la paulatina solución de muchas de las carencias y dificultades que hoy nos agobian", opinó en un artículo el economista Pavel Vidal.

Evangelina, pensionada de 67 años, dice escandalizarse cuando ve los precios en las tiendas donde se compra con divisas. Se declara firme revolucionaria, agradece que "gracias a la revolución" se graduó de enfermera, pero afirma: "a mí 240 pesos de pensión no me resuelven nada".

"Siempre es bueno recibir un poquito más dinero. El problema es que mientras muchas cosas haya que comprarlas en divisas la cosa sigue igual. Yo no la paso tan mal porque mi hija me envía dinerito desde Canadá", comentó una modista jubilada, de 62 años y quien prefirió no dar su nombre.

Raúl Castro, quien asumió la presidencia el 24 de febrero en lugar de su hermano Fidel, quien dejó el mando por enfermedad tras casi medio siglo en el poder, emprendió medidas para aumentar la producción.

Además para eliminar el exceso de prohibiciones y limitaciones que pesan sobre los cubanos, permitiéndoles el acceso a hoteles, la compra de computadores, DVD y microondas y contratar telefonía celular.

"Eso nos ha traído alivio; pero yo no como con un DVD. Raúl está haciendo cosas, se ve algo más o menos, pero han sido muchos años de prohibiciones y carencias y por eso falta muchísimo por hacer", manifestó Evangelina.

Norma ilustra la misma situación: "Hay hacer tanta reforma para que mejore la situación de la gente... Lo que este gobierno tiene encima es una cabeza de caballo (un problema enorme)", afirmó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes