Reanudan labores en planta de GM tras explosión

Los empleados de una planta de troquelado de General Motors regresaron el miércoles a las instalaciones luego que una explosión química registrada el día anterior dejara un muerto y varios heridos.

Los empleados del primer turno se reportaron al trabajo el miércoles por la mañana en la planta de Marion, unos 100 kilómetros (60 millas) al noreste de Indianápolis, dijo Stephanie Jentgen, portavoz de GM.

La planta fue evacuada tras la explosión del martes que mató a James L. Gibson, contratista de 48 años. La autopsia mostró que Gibson murió de varias fracturas de cráneo, informó el médico forense adjunto Chris Butche al diario Marion Chronicle-Tribune.

Paul David, jefe de bomberos de Marion, dijo que la explosión sucedió en un tanque de dióxido de cloro pero que no se sabe si otras sustancias químicas presentes en el área tuvieron algo que ver en la explosión.

Robert Santini, experto en química de la Universidad Purdue, indicó que el dióxido de cloro por lo general se usa para tratar agua y es seguro cuando está a baja temperatura, pero puede volverse volátil en estado gaseoso, cuando se concentra más.

Jentgen dijo que cuatro empleados lesionados estuvieron en un hospital bajo observación pero ya fueron dados de alta, y que ha comenzado una investigación sobre lo sucedido.

Investigadores de la Administración de Seguridad y Salud Laboral de Indiana (IOSHA) han comenzado una investigación, dijo Chetrice Mosley, vocera del Departamento del Trabajo estatal, quien agregó que esas pesquisas duran entre dos y cuatro meses.

El portal de internet de la Administración de Seguridad y Salud Laboral federal indica que se han presentado ocho quejas contra la planta desde 2004 y en tres de ellas se determinó que había infracciones.

La IOSHA impuso a la planta una multa de 845 dólares en 2009 por una infracción seria de seguridad por tener zonas de maquinarias sin la suficiente protección para los empleados. En el 2004 se registraron dos infracciones pero una no incluyó multa y en la otra se logró una acuerdo informal. Mosley dijo que no había detalles disponibles porque el departamento no lleva registros de tanto tiempo atrás.

La planta emplea a unos 1.600 trabajadores y produce piezas en bruto, troquelados y piezas de lámina de metal de plantas ensambladoras de GM en toda América del Norte. No se espera que la explosión provoque demoras en el suministro a las plantas, dijo Jentgen.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7