Rebeldes: Ataque en Mali buscó sabotear el diálogo de paz

El ataque contra un hotel lujoso en la capital de Mali donde murieron 19 personas fue un claro intento para descarrilar un frágil proceso de paz que busca estabilizar el norte del país, opinó el domingo un representante de grupos separatistas del norte.

El gobierno en Bamako y grupos separatistas firmaron en junio un acuerdo de paz. En octubre se firmaron acuerdos locales en el norte, pero grupos extremistas islámicos como Ansar Dine han fustigado esos acercamientos, acusando a los separatistas que lo firmaron de traicionar a la población local.

El ataque del viernes en el Radisson Blu en Bamako se produjo en momentos en que el hotel se aprestaba a ser sede de la nueva reunión de un comité que trabaja hacia la implementación del acuerdo.

Fue reivindicado por Al-Mourabitoun (Los Centinelas), un grupo formado por el notorio extremista argelino Moktar Belmoktar y que tiene lazos con al-Qaida y Ansar Dine.

"El ataque fue contra e acuerdo de paz", dijo Sidi Brahim Ould Sidati, representante de Coordinación de Movimientos Azawad, conocido por sus siglas francesas, CMA. La CMA es una coalición de grupos que buscan autonomía en el norte de Mali, incluso árabes y tuaregs.

"Los yihadistas están en diferentes grupos, pero su objetivo es el mismo — obstaculizar la implementación del acuerdo de paz", dijo Sidati.

En las norteñas regiones de Tombuctú y Kidal, se distribuyeron el sábado panfletos que advertían contra colaborar con el ejército maliense, Francia y la misión de paz de la ONU, dijo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7