Rebeldes ucranianos empiezan a dividirse

Empiezan a aparecer divisiones entre los separatistas prorrusos que combaten al gobierno ucraniano.

Alexander Khodakovsky, líder de un influyente bastión rebelde dijo el jueves que no acatará la orden del jefe militar de la insurgencia separatista.

El comandante de Vostok agregó que no abandonará la ciudad de Donetsk, aunque se le ordene que lo haga. No se ha emitido tal orden, pero las fuerzas rebeldes huyeron de su baluarte Slaviansk el fin de semana pasado.

En las últimas dos semanas, las fuerzas del gobierno han reducido a la mitad el territorio en manos rebeldes y han prometido sitiar Donetsk.

En una nueva señal de que la moral de los rebeldes se deteriora, varias decenas de milicianos en Donetsk depusieron armas y uniformes el jueves y dijeron a sus superiores que volvían a sus hogares.

Mientras, un portavoz del Ministerio de Exteriores ruso dijo que Moscú está dispuesto a invitar a sus homólogos ucranianos para vigilar la frontera juntos.

Los rebeldes prorrusos han estado luchando contra las tropas del gobierno en el este de Ucrania durante más de tres meses, dejando al menos 400 muertos. Kiev acusa a Moscú de suministrar a los rebeldes con armas y contrabando por la frontera. Moscú niega esta afirmación.

El portavoz del Ministerio Alexander Lukashevich dijo el jueves que Rusia podría invitar a los guardias fronterizos ucranianos a patrullar la frontera junto a dos puestos fronterizos. Lukashevich agregó, sin embargo, esto sólo sería posible en el caso de un alto el fuego.

Los rebeldes tienen varios puestos fronterizos ucranianos bajo su control.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7