Recaída genera incertidumbre ante gobierno de Chávez

CARACAS (AP). El vicepresidente Elías Jaua afirmó el miércoles que el mandatario venezolano Hugo Chávez se encuentra en plena capacidad de continuar en funciones y descartó asumir interinamente la presidencia cuando este sea sometido a una nueva operación por una "lesión" que le apareció en el mismo lugar donde le fue extraído un tumor canceroso hace ocho meses.

Jaua descartó la posibilidad de asumir temporalmente el cargo, al afirmar que la "Constitución no lo prevé" y Chávez "está plenamente facultado... y con facultades para estar al mando del gobierno" tal y como ocurrió en junio del año pasado, cuando fue operado de un tumor maligno en la región pélvica. Nunca precisó dónde se encontraba el tumor.

El vicepresidente anunció que el jueves será formalizada ante la Asamblea Nacional la solicitud del permiso para viajar a La Habana, Cuba, donde Chávez se someterá a una intervención quirúrgica en los próximos días.

Destacó que el presidente acudirá a un acto público de apoyo, donde "va a hacer importantes anuncios en lo político y los lineamientos para nuestra militancia, los compañeros de los movimientos sociales y el Poder Popular, que viene protagonizando el proceso de transformación revolucionaria".Los venezolanos se levantaron el miércoles con una incertidumbre y una certeza: desconocen cuál será el futuro inmediato del país, pero saben que el gobernante tiene un arduo camino si quiere seguir gobernando, batallando contra el cáncer y haciendo campaña para reelegirse y alargar su mandato que ya suma más de 13 años.

En la víspera, Chávez había dejado entrever que seguirá al frente del gobierno pese a que será operado, de nuevo, por una "lesión" que le apareció en el mismo lugar donde le fue extraído un tumor canceroso.

El anuncio fue recibido con recelo pues las dudas sobre cómo Chávez va a manejar una situación tan compleja, sobre cuál será el camino a una posible sucesión en un movimiento chavista sin sucesor, se amontonan en medio de un ambiente político cuya dinámica y tono cambió pues el escenario de que Chávez no sobreviva ahora es más tangible.

Angel Alvarez, director del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela, afirmó que indudablemente la imagen de hombre fuerte que siempre ha proyectado Chávez se afectará con esta recaída porque "un presidente cualquiera que se presentase como débil por alguna razón física o psicológica no correspondería con la estructura de poder que está configurada en Venezuela en los últimos 13 años".

El anuncio sobre la nueva complicación de salud del mandatario revela una "la fragilidad del régimen personalista" de Chávez porque pone en entredicho su credibilidad pues hace unos días el propio mandatario aseguró que estaba saludable.

"Este anuncio debilita no su poder real pero si su poder simbólico", agregó el analista.

Chávez, no obstante, suena confiado. "Todo mi amor para ustedes", dijo en un mensaje a través de su cuenta de Twitter, al agradecer el apoyo de decenas de seguidores en la red social. "Te prometo que lucharé sin tregua por la vida. Viviré... ¡Viviremos y Venceremos!".

"El presidente irá dando el pulso de cómo va a avanzar las acciones políticas dado este escollo que estamos ahora atravesando", dijo el miércoles el ministro de Comunicación, Andrés Izarra, al ser preguntado sobre cómo manejará Chávez el gobierno ante la recaída de su salud.

"Veremos una vez más un gobierno desplegado", agregó Izarra a la televisora estatal al insistir en que el equipo ministerial ya tiene "experiencia" porque enfrentó una situación similar cuando a Chávez le detectaron cáncer a mediados del año pasado y pasó casi cinco meses entre el tratamiento y la recuperación.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, diputado oficialista Diosdado Cabello, se mostró más seguro que Izarra y dijo el miércoles que pese a las nuevas complicaciones de salud, Chávez seguirá siendo el candidato del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela para los comicios presidenciales del 7 de octubre.

"Hay una falsa creencia que asocia el cáncer con la muerte", dijo a la prensa local. "Eso no es así, porque se puede superar con amor y eso es lo que le sobra al presidente".

"A algunos nos sorprendió, nos produjo mucha tristeza (el anuncio del mandatario), pero luego de haberlo escuchado, sabemos que va a lograr sobrellevar esta nueva intervención", agregó el congresista que es uno de los más estrechos colaboradores de Chávez desde le fallido golpe militar que encabezó en 1992.

El mandatario, de 57 años, anunció el martes que planea viajar el fin de semana a La Habana y dijo que dependiendo de la cirugía será sometido a una radioterapia.

El diputado Cabello confirmó que en las "próximas horas" Chávez pedirá el permiso del órgano legislativo para viajar a Cuba.

En cambio, la incertidumbre que padece la oposición chavista es distinta: tiene miedo de que las reglas de juego cambien por lo que el miércoles le exigió al gobierno "transparencia" sobre el estado de salud del jefe de estado, y expresó en un comunicado que "las faltas de un presidente están reguladas por la Constitución".

"Decir la verdad es un deber democrático con el pueblo venezolano", manifestó el bloque opositor de la llamada "Mesa de la Unidad Democrática" al cuestionar la "opacidad informativa" del gobierno sobre la salud de Chávez, y al exigir "transparencia" al respecto.

"A mi contendor como hijo de Dios que soy le deseo una exitosa operación, una pronta recuperación y larga vida", dijo el miércoles a través de su cuenta de Twitter el candidato opositor, Henrique Capriles, al referirse al padecimiento del mandatario.

Bajo la consigna "pa'lante, pa'lante comandante", un pequeño grupo de seguidores de Chávez se concentró en una esquina de la céntrica Plaza Bolívar para expresarle su respaldo al gobernante ante sus problemas de salud.

"Me siento muy mal", comentó preocupada Carmen Rondón, una enfermera de 65 años, al manifestar inquietud por la salud de Chávez.

"Estamos con él", dijo Rondón al relatar que, ante la incertidumbre, comenzó a rezar para que el mandatario se mejore. "Estamos orando todos unidos en oración pidiéndole al todo poderoso que lo recupere".

"Tenemos la fe que va salir bien y como la primera vez él lo va a superar porque es un hombre fuerte físicamente y humanamente", agregó.

"El amor de su pueblo está con él", dijo con la voz entrecortada, María Teresa Díaz, una pequeña comerciante de 65 años. "La energía de su pueblo está con él. Son más los que lo aman que los que lo odian".

"El va a salir de esa porque salió de otra peor", agregó Díaz al recordar como Chávez superó el cáncer que le detectaron en junio del año pasado.

Durante la convalecencia que tuvo Chávez entre junio y octubre pasado el mandatario se mantuvo al frente del gobierno y solo delegó algunas funciones administrativas y de manejo de presupuesto a su vicepresidente, Elías Jaua, y al ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani.

El mandatario fue sometido en junio de 2011 en Cuba a dos intervenciones para atenderle un absceso pélvico y, posteriormente, para extraerle un tumor que él aseguró que era del tamaño de una pelota de béisbol.

Entre julio y septiembre pasado el gobernante recibió cuatro fases de quimioterapia en La Habana y Caracas como parte del tratamiento del cáncer.

Chávez anunció públicamente en octubre pasado que estaba curado, que ya no tenía células cancerosas en su cuerpo.

En los últimos meses, Chávez se ha visto bastante recuperado, vigoroso y ha retomado la totalidad de sus actividades, que incluyen maratónicos discursos televisados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes