Recuerdan el asesinato de Martin Luther King

WASHINGTON (AFP). Estados Unidos conmemora el viernes 4 de abril el 40 aniversario del asesinato de Martin Luther King en tiempos en que la popularidad de Barack Obama, candidato negro a la Casa Blanca, revive el 'sueño' de los héroes de la lucha por los derechos civiles.

El 4 de abril de 1968, a los 39 años, el pastor Martin Luther King Jr era asesinado de un balazo en la cabeza en el balcón de un pequeño motel del centro de Memphis (Tennessee-sur), el Lorraine Motel. Nacido el 15 de enero de 1929, el Premio Nobel de la Paz tendría 79 años de vivir hoy.

El misterio del asesinato permanece tras la muerte hace 10 años de quien se declaró culpable del crimen, James Earl Ray, un ex convicto condenado a 99 años de prisión, quien reconoció haberlo hecho para luego clamar por su inocencia.

La teoría de un complot donde Ray no era más que el brazo armado ha sido evocado con frecuencia. Nadie se explica como un detenido fugado de una penitenciaria de Missouri habría planificado el asesinato por sí solo.

Quien luego se convirtiera en un mártir de la lucha por los derechos cívicos era ya un héroe carismático de la igualdad racial, desde el boicot de 1956 de los autobuses de Montgomery (Alabama, sur) a las grandes marchas no violentas, hasta su célebre discurso de agosto de 1963: "Yo tengo un sueño".

"Yo tengo un sueño... Un día cualquier negro de este país, cualquier hombre de color en el mundo entero será juzgado por su valor personal antes que por el color de su piel", sostuvo el reverendo King ante 250.000 personas en Washington.

La cuatro palabras "yo tengo un sueño", que rememoran uno de los discursos más recordados de la humanidad, se volvieron célebres desde entonces.

Unos cuarenta años más tarde, cuando el senador de Illinois, Barack Obama, en campaña por su nominación presidencial, abordó el problema siempre presente del racismo durante un discurso en Philadelphia (noreste), más de uno trazó un paralelismo con la elocuencia del pastor de Atlanta.

"Es el discurso más importante sobre el problema de la raza y sobre el destino de nuestro país desde el discurso 'yo tengo un sueño' de King", afirmó Chaka Fattah, representante negro de la Cámara de Representantes, al tiempo que varios colegas calificaron de histórico el discurso.

Según un sondeo difundido por la cadena de televisión CBS, más de dos tercios de los estadounidenses (69%) opinaron que Obama había dado cuenta en ese discurso del "bloqueo racial" en el país, la "cólera" de los negros y el "resentimiento" de los blancos, y había hablado correctamente sobre las relaciones entre las razas.

"Nunca fui tan ingenuo como para creer que una elección bastaría para hacer desaparecer nuestras divisiones raciales", dijo Obama.

"Sin embargo, tengo la firme convicción que es trabajando juntos que podremos ir más allá de las viejas heridas del racismo", añadió al candidato a la Casa Blanca.

Aunque un 52% de los estadounidenses saludan "la gran influencia" de Martin Luther King, el 39% de los negros consideran hoy que "el camino es aún largo" para llegar a la igualdad racial, según un sondeo realizado entre mil personas, por la Universidad de Ohio.

En todo el país, en ceremonias religiosas y en conferencias, se va a celebrar la memoria del apóstol de la no violencia, como en la Universidad Vanderbilt (Tennessee) que verá a la adalid de los derechos humanos y ex militante comunista, Angela Davis, de 64 años, exponer sobre el tema: "No vivimos hoy el sueño del reverendo Martin Luther King".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes