Reflexión histórica, penachos y canoas en Día de los Pueblos Indígenas

Naciones Unidas, ( EFE). La sede de las Naciones Unidas en Nueva York celebró hoy el Día de los Pueblos Indígenas con actos en los que se pudieron ver penachos de plumas, asistentes llegados en canoa por el río Hudson , al tiempo que el secretario general, Ban Ki-moon, llamó al respeto de los tratados de coexistencia.

El guiño al pasado lo pusieron los 200 indígenas y no indígenas que llegaron a los muelles de Manhattan después de recorrer en canoa o en piragua durante las últimas dos semanas por el río Hudson, como hicieron en 1613 los indios de la tribu Haudenosaunee para firmar con los colonos holandeses el tratado de Two Row Wampum.

Pero las miradas estuvieron puestas en el futuro de estos pueblos que, a día de hoy, suponen 370 millones de habitantes distribuidos en 5.000 grupos étnicos en más de 90 países y para los que Ban pidió "participación en todos los niveles de la adopción de decisiones", como pieza importante para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y para definir la agenda para el desarrollo después de 2015.

La multitud de comunidades indígenas de Latinoamérica, los lapones en el norte de Europa, los maoríes en Nueva Zelanda, aborígenes en Australia o los indios en Estados Unidos y Canadá fueron hoy citados, y el secretario general de las Naciones Unidas reclamó su derecho "a definir sus propias prioridades" y no a ser sumados a los cánones de progreso de las economías dominantes.

El secretario general, que fue recibido con el sonido de un caracol a la manera indígena puertorriqueña, destacó la importancia de respetar los "tratados, acuerdos y otros arreglos constructivos celebrados entre Estados, los ciudadanos y los pueblos indígenas" y pidió un "mejor entendimiento de las visiones distintas" al considerarlas "esenciales para proteger y promover derechos".

La asistente de la secretaría general de la ONU para el Desarrollo Económico, Shamshad Akhtar, remarcó que "los indígenas siguen asumiendo los errores de una expansión blanca que supone un error histórico", reconoció que se debe admirar "el conocimiento que retienen sobre el paisaje y los recursos" y pidió un "mayor compromiso" de la comunidad internacional con estas comunidades.

Los puntos de vista sobre esta cuestión, que hizo que el 23 de diciembre de 1994 la Asamblea General nombrara el 9 de agosto como Día Internacional de las Polbaciones Indígenas, se enriquecieron con la presencia de la embajadora representante permanente adjunta de Panamá en la ONU, Mary Morgan Moss, o el director del Foro Permanente de Cuestiones Indígenas, el keniano Paul Kanyinke Sena.

Morgan Moss explicó cómo en Panamá "los pueblos indígenas viven su identidad con orgullo", componiendo más de un 10 % del registro demográfico del país y ocupando cinco comarcas, en algunas de las cuales suponen un 22 % de la población.

"Nuestra Constitución reconoce la identidad de varias etnias. Las respeta en su visión social, cultural y espiritual. En su cósmica concepción de la naturaleza y los recursos", aseguró, aunque también apuntó la necesidad de introducir cuestiones de género en estas costumbres, a menudo regidas por el patriarcado.

Las campañas de concienciación, en este caso, "permiten a las mujeres conocer su derechos", aseguró Morgan Moss, y salir de un rol "definido por tradiciones ancestrales", añadió en relación a las comunidades como las de Kankintú en su país.

Kanyinke Sena, por su parte, celebró la "épica campaña" que ha realizado la ONU (que celebra desde 2005 su segundo Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo), aunque recordó la necesidad de supervisar la situación de los pueblos indígenas en su continente, África.

Allí todavía permanecen "las injusticias históricas del poscolonialismo" en varios países, a pesar de los avances en países como Kenia, Camerún, Burundi o Ruanda. "Debemos buscar una reconciliación de todas las comunidades por un bien común", aseguró.

"Revisar estos errores es positivo para todos nosotros, nos ayudará a renovar la fuerza de nuestras alianzas pacíficas. Y el respeto a las comunidades indígenas nos servirá de herramienta para construir relaciones fuertes", concluyó Knayinke Sena.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada