Reformistas ganan elecciones en Teherán

Los candidatos reformistas lograron una abrumadora victoria en las elecciones municipales de Teherán, al ganar todos los 21 escaños en la asamblea de la capital mientras el presidente Hasán Ruhani fue reelegido para un segundo período, informaron las autoridades el lunes.

Es la primera vez que los reformistas logran el control total del concejo municipal de la capital desde que Irán comenzó a realizar elecciones locales en 1999. Hubo triunfos similares de los sectores laicos en otras ciudades, según la prensa iraní.

Si bien sus poderes son limitados a asuntos locales, los concejos municipales ejercen el control más directo sobre los 80 millones de habitantes del país. La nueva tendencia es indicio de un mayor apoyo a cambiar la manera como se administra el país y del descontento hacia los sectores teocráticos del régimen.

"La gente está cansada de la manera en que los conservadores han manejado al país lo últimos 40 años", opinó Soroush Farhadian, un analista político que reside en Teherán y que se inclina por los reformistas. "La gente votó por los reformistas, porque quiere que sus vidas sean más fáciles", agregó.

Los concejos municipales gobiernan todos los centros poblados de Irán, desde las grandes ciudades hasta las aldeas más pequeñas y sus integrantes ejercen sus funciones por períodos de cuatro años. Eligen a los alcaldes y supervisan presupuestos y programas de desarrollo y además deciden sobre actividades culturales y religiosas.

Aunque dejan la administración diaria a los alcaldes, los concejos municipales desempeñan un papel importante en la supervisión de actividades locales. En las elecciones del viernes, más de 265.400 candidatos estaban postulados a unos 127.600 cargos municipales.

En Teherán, la televisora estatal reportó que Mohsen Hashemi Rafsanjani, hijo del ahora fallecido expresidente Akbar Hashemi Rafsanjani, ganó más de 1,7 millones de votos para llegar de primero entre los candidatos del concejo. Los votos recibidos por Rafsanjani superaron a los recibidos en la capital por Ebrahim Raisi, el candidato de línea dura que perdió la elección presidencial ante Ruhani.

La victoria de los reformistas les permitirá reemplazar al alcalde actual de Teherán, Mohammad Bagher Qalibaf, quien había sido candidato presidencial hasta que se retiró para prestarle su apoyo a Raisi. Qalibaf y otros funcionarios de la ciudad habían recibido críticas por un enorme incendio ocurrido en enero en un rascacielos de la ciudad, en que murieron 26 personas, entre ellas 16 bomberos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada