Regresan restos de 42.000 años a tumba original en Australia

Con una ceremonia tradicional, los restos humanos más antiguos hallados en Australia regresaron el viernes al remoto interior desértico que recorría hace 42.000 años.

El aborigen de la Era de Hielo fue bautizado Hombre de Mungo por el lago homónimo, una salina donde fue hallado en 1974 en el estado de Nueva Gales del Sur, 750 kilómetros al oeste de Sydney.

Fue estudiado en la Universidad Nacional Australiana en Canberra que lo devolvió hace dos años a los dueños tradicionales con una disculpa formal por haberlo retirado.

Los aborígenes locales quemaron hijas de eucalipto para recibir el cuche fúnebre negro que transportaba el ataúd.

Una anciana de la tribu Ngiyampaa, que se identificó como tía Joan, dijo a la prensa, "estoy tan feliz de que haya regresado, para devolverlo a su lugar de descanso".

La ministra del Patrimonio Estatal, Gabrielle Upton, dijo que fueron los indígenas quienes lograron la devolución del Hombre de Mungo al lugar donde fue enterrado hace 42.000 años con las manos cruzadas sobre la ingle y el cuerpo cubierto de ocre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7