Regulador nuclear nipón aprueba hoja de ruta para desmantelar Fukushima

Tokio (EFE). La Autoridad de Regulación Nuclear de Japón (NRA) aprobó hoy la hoja de ruta marcada por el operador Tokyo Electric Power (TEPCO) para desmantelar de forma segura la central de Fukushima, epicentro de la crisis nuclear en Japón.

" La decisión nos permitirá establecer normativas con base legal, con lo que podremos supervisar de forma más apropiada el lugar", detalló a la agencia Kyodo un miembro de la NRA.

La aprobación de la NRA al plan para desmantelar la central, un proceso que se prolongará al menos durante 40 años, no es más que un procedimiento formal dentro del proceso para atajar la crisis nuclear, iniciada en la planta tras el paso del devastador tsunami de 2011.

El organismo fue establecido en septiembre de 2012 como ente independiente para sustituir a la Agencia para la Seguridad Nuclear e Industrial (NISA), criticada tras el accidente en Fukushima por depender del Ministerio de Industria, tradicional promotor de las nucleares.

El presidente del órgano regulador nipón, Shunichi Tanaka, no descartó tampoco incrementar el equipo de técnicos en Fukushima para realizar inspecciones en la planta.

La actual hoja de ruta prevé iniciar a finales de este año la retirada del combustible usado en la piscina del reactor número 4 de la planta, en el que se ha construido una moderna cubierta como paso previo a la retirada de sus barras de combustible.

Posteriormente, a medio y largo plazo, se procederá a realizar el mismo procedimiento en el resto de unidades afectadas, al tiempo que se trabajará para descontaminar las poblaciones ubicadas en la zona de exclusión por alta radiación y al tratamiento de los desechos radiactivos.

El NRA debería haber aprobado en febrero esta hoja de ruta de TEPCO, aunque se ha retrasado hasta hoy debido a las continuadas complicaciones en la planta, donde el principal problema actual es la necesidad de retirar el agua radiactiva bajo las unidades y evitar el filtrado del líquido subterráneo contaminado al mar.

En este sentido, según el Gobierno, la planta filtra a diario cerca de 300 toneladas de agua radiactiva subterránea al mar.

Para evitar la llegada del agua contaminada al océano, TEPCO ha tomado diversas medidas como las de construir un muro aislante bajo tierra, la extracción del agua mediante bombeo o el inicio de un sistema con cerca de 30 tuberías para intentar drenar el subsuelo.

Además, sopesa otras medidas para reducir estas filtraciones, como son la de verter agua con bajos índices radiactivos al océano o la de construir muros protectores alrededor de los reactores de la planta mediante un proceso de congelación del suelo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7