Reino Unido recuerda a víctimas del incendio de Grenfell 6 meses después

El Reino Unido recordará este jueves a las víctimas y damnificados del incendio del edificio Grenfell de viviendas sociales de Londres, que dejó 71 muertos hace exactamente 6 meses.

"El 14 de diciembre será un día particular para nuestra comunidad. Nos reuniremos para recordar a los seres queridos que perdimos en el incendio, para unirnos como comunidad, y para empezar a construir esperanza en el futuro", explicó Shahin Sadafi, presidente de la asociación de sobrevivientes Grenfell United (Grenfell unido), en un comunicado.

Varios miembros de la familia real, entre ellos el príncipe Carlos y Camila, el príncipe Guillermo y su esposa Catalina, y el hermano de este, el príncipe Enrique, asistirán a una misa en la catedral de Saint Paul, en Londres, en compañía de cientos de supervivientes y familiares de las víctimas.

La primera ministra Theresa May, muy criticada en el momento de los hechos por la respuesta de las autoridades en general, y la suya en particular -eludió a los supervivientes en su primera visita al lugar del siniestro-, también acudirá.

Descontentos con el rumbo de la investigación oficial, los supervivientes han pedido a May que actúe para "restaurar" la confianza en esta investigación sobre el incendio que empezó en la heladera de un vecino y se extendió vorazmente por todo el edificio de viviendas sociales de 24 plantas la noche del 13 al 14 de junio.

Más de 16.000 personas firmaron un manifiesto para que un grupo de ciudadanos participe en esta investigación que dirige un juez jubilado.

"Evidentemente la recibiremos (a la primera ministra), pero tendrá que venir a nuestro encuentro y responder a nuestras preguntas", dijo Sandra Ruíz, que presentó la petición en Downing Street.

Paralelamente a esta investigación pública, la policía conduce la suya para depurar responsabilidades penales, pero ésta no estará lista hasta otoño (boreal) de 2018.

Si bien May prometió, justo después del drama, que los supervivientes serían realojados en viviendas en tres semanas, más de cien familias se disponen a pasar la Navidad en habitaciones de hotel, un extremo que inquieta por los riesgos de depresión y suicidio.

La autoridad local, el concejo de Kensington y Chelsea -uno de los barrios más ricos del mundo-, fue, y sigue siendo, muy criticado por la respuesta, y su máxima responsable no asistirá a la misa por la hostilidad de las familias.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7