Renuncia tercer miembro del tribunal electoral boliviano en medio de crisis

El vocal Wilfredo Ovando se convirtió hoy en el tercer miembro del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que renuncia esta semana a su cargo, dentro de la crisis que atraviesa la institución, cuya credibilidad está en entredicho por graves denuncias de parcialidad hacia el oficialismo.

Ovando dijo a los medios que esta tarde presentó su renuncia ante la Presidencia del país, tras cumplir cinco años de gestión y a falta de uno para cumplir con su mandato legal.

El funcionario había asumido el martes la presidencia interina del organismo electoral tras la dimisión de la presidenta Wilma Velasco, que fue seguida de la del vocal Ramiro Paredes.

Tras producirse las dos primeras dimisiones, miembros del oficialismo y la oposición pidieron la renuncia del resto de los vocales del TSE ante la falta de confianza de la ciudadanía en cómo han administrado los últimos procesos electorales.

La renuncia de todos los miembros del organismo, según parlamentarios oficialistas y opositores, haría posible una renovación total del TSE, ya que los actuales componentes tienen mandatos constitucionales que deberían concluir en 2016 y 2017.

Ovando fue cuestionado por la oposición porque apareció en 2009 en unas fotografías portando banderas de campaña del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del presidente Evo Morales,

Paredes renunció el martes tras las numerosas críticas recibidas debido a que fue filmado en su fiesta de cumpleaños bailando con militantes del MAS, que organizaron la celebración para agasajarle.

Velasco explicó a los medios que dimitió porque era objeto de "acoso y violencia política" por parte de un grupo de cinco vocales del TSE, a quienes acusó de cuestionar su autoridad en la Presidencia del organismo y de tomar decisiones al margen de esta.

Los vocales del TSE y varios tribunales electorales regionales han sido acusados por la oposición de tomar decisiones para supuestamente manipular resultados electorales a favor del MAS.

Entre las actuaciones más polémicas y recientes del organismo estuvo la suspensión de una candidatura opositora que era, según los sondeos, la favorita a ganar los comicios para la Gobernación en la región de Beni en las elecciones regionales de marzo pasado.

Otra decisión muy censurada del TSE en las pasadas elecciones fue la de anular los votos obtenidos por un partido minoritario en Chuquisaca, lo que inclinó la balanza a favor de la candidatura oficialista y evitó una segunda vuelta en esa región.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7