Rep. Checa y EU firman acuerdo sobre escudo antimisiles

PRAGA (AFP). La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y su homólogo checo, Karel Schwarzenberg, firmaron el martes en Praga un acuerdo bilateral de defensa antimisiles, afirmando que se trata de un progreso para la seguridad mundial, a pesar de la enérgica oposición rusa.

Este acuerdo permite la instalación de una estación de radar en territorio checo como parte de un escudo antimisiles norteamericano que Estados Unidos considera necesario para prevenir ataques potenciales de países como Irán.

Estados Unidos quiere que este radar esté conectado con un sistema para interceptar misiles en la vecina Polonia, aunque hasta ahora las negociaciones se han visto obstaculizadas porque los polacos exigen garantías adicionales de seguridad.

"Este acuerdo de defensa antimisiles es importante como la piedra angular no sólo de la seguridad de Estados Unidos y de la República Checa, sino también de la seguridad de la OTAN y la seguridad de toda la comunidad internacional", sostuvo Rice.

"La proliferación de misiles balísticos no es una amenaza imaginaria", agregó la secretaria de Estado.

Rusia considera que este plan es una amenaza para su propia seguridad, a pesar de las afirmaciones norteamericanas.

"Nosotros queremos que el sistema sea transparente para los rusos", insistió Rice el martes.

La firma de este acuerdo bilateral de defensa antimisiles entre Estados Unidos y la República Checa "complica" la seguridad mundial, declaró el martes el ministerio ruso de Relaciones Exteriores, citado por la agencia Interfax.

En otras ocasiones, Estados Unidos sugirió que responsables rusos podrían inspeccionar las instalaciones antimisiles, siempre que la República Checa y Polonia estuviesen de acuerdo.

Las encuestas muestran que cerca de las dos terceras partes de los checos se oponen al radar norteamericano.

El primer ministro checo, Mirek Topolanek, dijo que este acuerdo pone en evidencia "un deseo conjunto de proteger al mundo libre".

Praga fue la primera etapa de una gira por tres países que llevará además a Rice a Bulgaria y Georgia, donde reiterará el respaldo norteamericano a la candidatura georgiana a la OTAN. Este es otro punto de litigio con Rusia.

La secretaria de Estado también intentará calmar la tensión entre Rusia y Georgia provocada por las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur, respaldadas por Moscú.

"Hemos dicho que tanto Georgia como Rusia deben evitar un comportamiento provocativo, pero francamente algunas de las cosas que dijeron los rusos durante los dos últimos meses aumentaron la tensión en la región", afirmó Rice.

La jefa de la diplomacia estadounidense dijo que Rusia debería haber consultado con Georgia respecto a una orden presidencial ofreciendo relaciones directas con Abjasia.

"Georgia es un Estado independiente y debe ser tratado como tal", insistió Rice.

"Deseo subrayar la fuerza del compromiso de Estados Unidos con la integridad territorial de Georgia", añadió.

Rice señaló que no visitará Polonia, donde 14 meses de conversaciones no han logrado resolver los obstáculos para instalar el sistema antimisiles norteamericano.

"Quedan cuestiones por resolver, pero Estados Unidos hizo una oferta muy generosa" a los polacos que quieren mejorar su defensa aérea, afirmó Rice.

La OTAN aprobó el sistema de defensa antimisiles norteamericano durante su cumbre de abril en Bucarest.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes