Reportan explosión en Austin sin relación con paquetes bomba

Equipos de emergencia acudieron el martes al sitio donde se reportó otra explosión en Austin, esta vez en una tienda Goodwill, pero la policía y agentes federales dijeron que el estallido no está relacionado con los paquetes bomba que han dejado personas muertas y heridas, y que han generado pánico en la capital de Texas desde principios de mes.

La policía y equipos de emergencias dijeron que un “dispositivo incendiario” estalló e hirió a un hombre de treinta y tantos años. Las tiendas, centros comerciales y restaurantes próximos al lugar fueron evacuados. Sin embargo, la policía y el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos afirmaron poco después que el dispositivo incendiario no estaba relacionado con las anteriores explosiones.

Gary Davis, presidente y director general de Goodwill Texas, y empleados de la tienda, se congregaron afuera de una barrera policial. Davis afirmó que el artefacto estaba dentro de una mochila y estalló cuando un empleado lo manipulaba.

“Colocamos todas las donaciones que nos hacen en una caja grande de cartón. Él sacó algo de la mochila, completamente normal, y el artefacto hizo explosión”, afirmó Davis. “En esta ciudad, si un artefacto incendiario hace explosión, todos salen corriendo y cunde el pánico. Todos estamos nerviosos”.

Incluso antes de la explosión en la tienda Goodwill, la policía ya tenía una jornada muy ajetreada. Un paquete bomba estalló alrededor de la 1 de la mañana en un centro de embarque de FedEx cerca de San Antonio y causó lesiones menores a una empleada. El Departamento de Policía de Austin, el FBI y otras agencias federales confirmaron que el estallido en el centro de paquetería estaba relacionado con las cuatro explosiones anteriores en las que dos personas murieron y cuatro quedaron heridas de gravedad.

La explosión tuvo lugar en el local de FedEx en Schertz, al noroeste de San Antonio y a 95 kilómetros (60 millas) al suroeste de Austin.

Después, por la mañana, la policía envió un escuadrón antibombas a una instalación de FedEx afuera del principal aeropuerto de Austin para revisar un paquete sospechoso del que se había dado aviso alrededor de las 6:20 de la mañana. Las agencias federales y la policía dijeron después que el paquete contenía un explosivo que fue interceptado por las autoridades. Agregaron que también se cree que el paquete interceptado está relacionado con los otros bombazos.

Los agentes también cerraron un establecimiento de FedEx en la zona de Austin de donde creen que la bomba fue enviada al centro de distribución donde estalló después. La policía acordonó una gran zona alrededor del centro comercial en Sunset Valley y recababa evidencias, entre ellas imágenes de las cámaras de vigilancia.

El representante federal Michael McCaul dijo que los investigadores han obtenido imágenes de las cámaras de vigilancia en las que “podría posiblemente” verse a un sospechoso, pero que continúan revisando el video.

En un comunicado, directivos de FedEx dijeron que la persona que envió dicho paquete también envió otro que fue asegurado y entregado a la policía.

La explosión en Schetz ocurrió menos de dos días después de que el estallido de otra bomba hiriera a dos hombres el domingo en un tranquilo vecindario de Austin a unos 5 kilómetros (3 millas) del establecimiento de Fedex. La bomba fue activada con un cable trampa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes