Rescatados de hotel en India hablan de su experiencia

MUMBAI, India(AP). La gente llegó como todas las noches: Empresarios para encuentros en el restaurante lujoso desde el que puede verse el muelle, políticos para relajarse en un bar con asientos de terciopelo y madera, sobre pisos de mármol, y los amigos que se reunían para cenar.

Y entonces empezó el tiroteo.

Las explosiones se sucedieron en el hotel Taj Mahal Palace and Tower, una construcción famosa de Mumbai, con amplias escaleras, columnas de ónix y altos techos de alabastro, conocida como el lugar favorito de la elite de la ciudad desde que abrió sus puertas en 1903.

Al menos 119 personas murieron cuando grupos de hombres armados atacaron de manera coordinada el Taj y otro hotel, un elegante restaurante, hospitales, un centro judío, una estación de trenes y al menos otros cinco lugares. Un grupo de supuestos milicianos islámicos se responsabilizó de todo.

En el interior del Taj, todo mundo corrió en busca de protección.

Dalbir Bains, quien tiene una tienda de lencería en Mumbai, dijo que se había sentado para cenar cerca de la piscina cuando escuchó los primeros disparos. Ella salió corriendo escaleras arriba y se escondió debajo de una mesa del restaurante Sea Lounge, donde junto con otras 50 personas trató de guardar el mayor silencio posible.

"Los disparos nos estaban siguiendo", dijo Bains.

No fue sino hasta las 4.00 de la madrugada, más de seis horas después de que se realizaron los primeros disparos, que las autoridades empezaron a sacar a la gente del hotel. Fue cuando Bains usó una escalera de incendios para huir.

Unas pocas personas salieron antes, entre ellas un grupo que fue guiado por empleados de seguridad que casualmente cenaban en el hotel. Sacaron por las escaleras a cinco personas a la vez, muchas de las cuales se quitaron los zapatos para no hacer ruido al bajar 20 pisos.

La escalera en espiral era estrecha y de caída pronunciada y hacía tanto calor que tuvieron que detenerse tres veces en su viaje de media hora, dijo Manrico Iachia, el vicepresidente italiano de la aseguradora Europ Assistance.

Dos hombres llevaban a una mujer en silla de ruedas, dijo.

"Lo más importante es no resultar lesionado. Uno está muy cerca de la libertad, pero ¿qué significa ésta cuando los malos están en la calles esperándote?".

Otras personas no tuvieron tanta suerte. Los atacantes armados al parecer se encuentran todavía en el hotel, teniendo como rehenes al menos a 15 extranjeros, dijo Anees Ahmed, funcionario local.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes