Restauran toque de queda en Cachemira india tras día violento con 50 heridos

Las autoridades restablecieron el toque de queda en varias zonas de la Cachemira india al intensificarse hoy las protestas violentas de las últimas tres semanas con una jornada de enfrentamientos que causaron más de 50 heridos, tras varios días de relativa calma en la región.

El abatimiento del insurgente del grupo separatista Hizb-ul-Mujahideen (HM) Burhan Wani el pasado 8 de julio desencadenó una oleada de protestas en la región que deja ya medio centenar de muertos y más de 2.300 heridos en choques entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes.

Tras varios días sin incidentes graves, la militarizada y conflictiva Cachemira india registró hoy 70 casos de lanzamientos de piedras y varios ataques a comisarías y campamentos de las tropas, informó el Centro de Prensa de la Policía cachemir.

En el distrito de Shopian, los manifestantes lanzaron contra un grupo de policías una granada que fue desactivada antes de explotar, mientras que en la demarcación administrativa de Baramulla incendiaron un edificio gubernamental.

Según la nota, 8 civiles y 46 miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos en el estallido de violencia de hoy, para cuando la alianza separatista Hurriyat, convocante de las protestas, tenía previsto un "bloqueo" en la región.

La formación había convocado también una marcha a la mezquita Jamia Masjid de la capital regional, Srinagar, escenario habitual de enfrentamientos tras los rezos musulmanes de los viernes y con una fuerte presencia de las tropas indias en las últimas semanas.

"Como medida preventiva el toque de queda y las restricciones fueron impuestos en las localidades y áreas sensibles para mantener el orden público", explicó el Centro de Prensa de la Policía.

A excepción de en un distrito especialmente conflictivo, el toque de queda había sido levantado el pasado martes tras dos semanas vigente en la región, en medio de un relajamiento de la violencia.

A los pies del Himalaya, Cachemira es la única región india con mayoría musulmana y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico.

Las dos naciones han librado varias guerras por este territorio, separado por una frontera provisional que divide las dos Cachemiras y que es una de las zonas más militarizadas del mundo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7