Restaurar Grandes Lagos forma parte de campaña electoral

TRAVERSE CITY, Michigan (AP). Los Grandes Lagos están al borde de la ruina ecológica, advierten los científicos, a causa de los desagües citadinos y la invasión de especies. Los candidatos presidenciales John McCain y Barack Obama han prometido respaldar un plan de restauración y limpieza, aunque la crisis financiera plantea interrogantes sobre cómo se financiará el esfuerzo.

Los defensores de la región de los lagos han solicitado al próximo presidente estadounidense a que respalde el plan de rescate que podría costar más de 20,000 millones de dólares. Ellos comparan el esfuerzo con la restauración del Manglar Nacional de los Everglades en Florida, que fue aprobado hace ocho años, y que también atraviesa por dificultades por falta de dinero.

"La actual crisis económica constituye una razón mayor para que ambos candidatos articulen compromisos, que detallen aspectos de la limpieza de los Grandes Lagos", señaló Jeff Skelding, director nacional de campaña de la Coalición para Restaurar nuestros Grandes Lagos. "La inversión en la limpieza de los lagos es una inversión en una saludable economía regional", agregó.

La región de los Grandes Lagos incluye a estados importantes en la contienda presidencial: Ohio, Pensilvania, Indiana, Minnesota y Wisconsin. Las campañas de McCain y Obama coincidieron que los Grandes Lagos necesitan ayuda pero tuvieron otras opiniones sobre la manera de hacerlo.

Durante su campaña de reelección en el 2004, el presidente Bush creo una agencia especial intersectorial a fin de supervisar el desarrollo de una estrategia regional de colaboración de los Grandes Lagos. Planteaba el mejoramiento de las aguas servidas, los sistemas de tratamientos de desagües, la restauración de los pantanos y de la fauna silvestre y limpieza de los sedimentos tóxicos. Pero el gobierno de Bush dio poco dinero.

Obama, senador de Illinois, dijo el mes pasado que McCain había "estado con Bush" en la falta de respaldo para dar ayuda adecuada a los lagos. El candidato demócrata, cuya ciudad Chicago está situada al sur del Lago Michigan, elaboró un plan de cinco punto con una cuota inicial de 5,000 millones de dólares para implementar la restauración.

La campaña de McCain dijo que el plan de Obama pretendía "resolver el problema derrochando dinero de los contribuyentes". Sin embargo los colaboradores del senador republicano de Arizona dijeron que también daba respaldo a la restauración, aunque no había presentado un plan detallado ni tampoco un compromiso de dinero. Obama es uno de la patrocinadores de una ley para implementar la restauración. Pero McCain no participa.

"La restauración de los Grandes Lagos debe ser una iniciativa bipartidista que lleve a bordo a todas las regiones del país en respaldo de los lagos como un tesoro nacional", destacó la vocera de la campaña de McCain, Sarah Lenti, en una declaración escrita.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes