Retirarán tapón que detuvo derrame en Golfo de México

NUEVA ORLEANS ( AP). Las autoridades retirarán a partir del lunes el tapón temporal que detuvo la fuga de petróleo de BP en el Golfo de México para que los ingenieros puedan sacar del fondo del mar una pieza clave del equipo, informó el gobierno el viernes.

Los ingenieros deberán retirar el tapón para poder levantar el fallido preventor de estallidos, pieza clave de evidencia para determinar la causa de la explosión ocurrida en abril, dijo el viernes a un grupo de periodistas Thad Allen, el almirante retirado de la Guardia Costera y encargado por el gobierno de supervisar la respuesta al derrame.

La fuga fue contenida por primera vez cuando los ingenieros colocaron un tapón en la boca del pozo. Entonces bombearon lodo y cemento en la boca en una operación apodada " eliminación estática" que redujo significativamente la presión en el interior del pozo. No se esperan escapes de petróleo una vez sea removido el tapón, pero aún así Allen ha ordenado a BP alistarse para recoger cualquier escape de crudo que salga.

El Departamento de Justicia y otros investigadores federales están supervisando la labor para extraer el preventor de estallidos, dijo Allen. El dispositivo _ que fue diseñado para prevenir este tipo de catástrofes _ será retirado del agua con la tubería que lo conectaba al pozo para asegurarse que ésta no se rompa más.

Mantener esta pieza intacta es importante por que se considera evidencia esencial para determinar qué causó la explosión a bordo de la plataforma petrolera de Deepwater Horizon el 20 de abril. Después de la explosión 206 millones de galones de petróleo se derramaron en el Golfo de México, hasta que el tapón temporal detuvo la fuga.

Por ahora, el objetivo es perforar los últimos 15 metros (50 pies) de un pozo de alivio a partir del 7 de septiembre, dijo Allen, lo cual podría demorar cerca de cuatro días. El pozo de alivio ha sido reconocido como la solución definitiva para tapar el pozo.

Una vez que el pozo de alivio haya sido perforado, los ingenieros le podrán inyectar lodo y cemento hasta el fondo.

Mientras tanto, el gobierno anunció el viernes que está reabriendo más aguas federales en el Golfo de México para la pesca comercial y recreativa, actividades que habían sido suspendidas debido al derrame. El gobierno está abriendo de nuevo 11,088 kilómetros cuadrados (4,281 millas cuadradas) de aguas de la costa al oeste de Luisiana.

No se ha visto más petróleo derramado allí desde el 29 de julio, y los científicos no encontraron petróleo ni dispersantes en muestras de los camarones y peces de la zona.

El 20% de las aguas federales en el Golfo de México permanecen cerradas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes