Revisan medidas de seguridad en EU tras atentado en avión

WASHINGTON (AP). Pese a la gran facilidad con la que un presunto terrorista logró subir un artefacto explosivo a un avión con destino a Detroit, el gobierno estadounidense indicó que el incidente demuestra que el sistema de seguridad de la aviación civil de Estados Unidos funcionó adecuadamente.

Se han invertido miles de millones de dólares en la seguridad de la aviación civil desde los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001, cuando varios aviones comerciales fueron secuestrados y empleados como armas.

Gran parte de ese dinero fue invertido en el entrenamiento y equipamiento que según algunos expertos en seguridad podrían haber detectado el artefacto explosivo que llevaba a bordo un hombre nigeriano de 23 años quien presuntamente ocultó los explosivos en su cuerpo durante un vuelo de Amsterdam a Detroit.

"Una de las cosas que quisiera destacar es que el sistema funcionó", señaló la secretaria de Seguridad Interna Janet Napolitano en un programa dominical de la cadena CNN.

"Se trataba de un individuo, literalmente, de miles que viajan y de miles de vuelos que ocurren cada año y fue detectado antes de que ocurriera cualquier tipo de daño", agregó Napolitano.

Los investigadores están analizando cómo Umar Farouk Abdulmutallab logró organizar su intento para derribar el vuelo 253 de Northwest Airlines el 25 de diciembre.

Las autoridades indicaron que el hombre colocó por debajo de su cintura una pequeña bolsa que contenía su mezcla potencialmente mortal de líquido y material explosivo de pólvora.

Harold Demuren, el director de la Autoridad de Aviación Civil de Nigeria, informó el lunes que el boleto de Abdulmutallab fue adquirido en una oficina de KLM en Accra, la capital de Ghana.

Demuren indicó que Abdulmutallab compró un viaje redondo por 2.831 dólares desde Lagos, Nigeria, a Detroit con escala en Amsterdam en 16 de diciembre.

Demuren se negó a comentar sobre los viajes de Abdulmutallab en los días previos a abordar su vuelo del 24 de diciembre de Lagos a Detroit con escala en Amsterdam, al señalar que agentes del FBI y de Nigeria consideraron esa información como "delicada" e indicó que Abdulmutallab se registró en el vuelo con sólo una pequeña maleta de mano.

Abdulmutallab se encontraba desde noviembre en una base de datos estadounidense de personas sospechosas de tener nexos con grupos terroristas, pero no se tenía suficiente información sobre sus actividades como para colocarlo en una vigilancia más cercana que le habría impedido viajar por avión.

En un comunicado emitido el lunes por la mañana, la familia de Abdulmutallab en Nigeria informó que tras su "desaparición y suspensión de comunicaciones mientras estudiaba en el exterior", su padre entró en contacto con agencias de seguridad nigerianas hace dos mees.

El comunicado indica que el padre fue contactado por agencias de seguridad extranjeras para obtener "su ayuda para hallarlo y devolverlo a casa".

La familia indicó que "En eso estábamos, a la espera del resultado de su investigación cuando nos despertamos con las sorprendentes noticias de ese día".El comunicado no ofreció detalles específicos sobre el paradero de Abdulmutallab.

El éxito del presunto terrorista de lograr ingresar de contrabando y encender parcialmente el material en el vuelo del viernes llevó al gobierno del presidente Obama a prometer una amplia revisión de la seguridad en la aviación, aun cuando la secretaria de Seguridad Interna defendió el sistema vigente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes