Rey belga en consultas sobre crisis gubernamental

BRUSELAS (AP). El rey Alberto II de Bélgica sostuvo consultas hoy sábado con líderes políticos sobre los medios de limitar una crisis causada por la oferta del gobierno de renunciar en relación con las denuncias de que interfirió en un caso judicial sobre el rescate del banco Fortis.

Todos los partidos de la coalición gobernante dijeron que esperan evitar la salida de elecciones tempranas porque se necesita estabilidad para reaccionar a la crisis económica mundial, pero los partidos de oposición insistieron en que el primer ministro Yves Leterme debe dejar el puesto.

Alegan que ello significaría interferencia en un caso judicial, en directa violación del principio de separación de poderes, una piedra angular de la democracia parlamentaria.

"El rey tendrá que desatar este nudo", afirmó Elio Di Rupo, presidente de los Socialistas Francófonos, que forma parte de la coalición gobernante.

Los observadores dijeron que el rey pudiera continuar sus consultas el domingo. Alberto II puede rechazar la oferta de renuncia del gobierno, convocar a elecciones anticipadas o bien explorar maneras de formar un gobierno nuevo con base en la legislatura actual.

El rey se reunió con Jo Vandeurzen, quien el viernes renunció como ministro de justicia después que la corte suprema de Bélgica dijo al gobierno que la semana pasada había tratado de influir en el caso, traído por accionistas sobre el salvamento y venta del banco con problemas.

Leterme niega haber hecho algo malo, pero que las alegaciones hechas el viernes por la corte más alta del país le hicieron imposible continuar trabajando en el gobierno.

El futuro de Fortis, alguna vez el banco más grande del país, permanece en duda mientras el gobierno intenta proceder con la venta de la mayoría de sus negocio a la corporación BNP Paribas de Francia. Miles de trabajos están en riesgo y muchos accionistas belgas ha visto evaporarse el valor de sus acciones.

Leterme encabeza una coalición de democristianos, liberales y socialistas, divididos en partidos que hablan holandés y francés. Además de Fortis, varios problemas económicos y sociales más están suspendidos debido a la crisis.

El caso de Fortis ha sido una de las pruebas más grandes de Leterme desde que se volvió primer ministro en diciembre de 2007. La formación de su coalición acabó con seis meses durante los cuales Bélgica no tuvo gobierno. Ningún partido ganó una mayoría clara en las elecciones de junio de 2007.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes