El Rey declara a Marruecos una monarquía constitucional

RABAT (AP). El rey de Marruecos, Mohammed VI, anunció el viernes en un discurso una serie de reformas constitucionales que, según dijo, transformarán el país del norte de Africa en una monarquía constitucional, aunque los activistas pro democracia siguen escépticos.

Bajo la nueva constitución, el rey seguirá siendo el comandante supremo del ejército y un nuevo artículo lo declara formalmente como la máxima autoridad religiosa del país. El discurso marcó la culminación de una revisión de tres meses de la constitución ordenada por el rey después de que las protestas que pedían reformas alcanzaron en febrero a esta monarquía del norte de Africa.

Inmediatamente después de que el discurso terminó, los coches con banderas marroquíes pasaban por las calles de la capital tocando sus bocinas, y los jóvenes marcharon por las amplias avenidas tocando tambores.

Marruecos ha tenido desde hace mucho tiempo un sistema parlamentario con decenas de partidos, pero siguen siendo débiles y muchos están comprometidos con el rey y sus consejeros.

Aunque el rey sigue siendo popular, existe una insatisfacción profunda sobre el gobierno y los asesores que rodean a la monarquía, de quienes se cree que son corruptos y codiciosos.

La reforma de la Constitución que data de hace 15 años, representa la respuesta del rey a la ola de fervor democrático que ha sacudido a Oriente Medio y el norte de Africa y ha derrocado gobiernos. La nueva Constitución será sometida a referéndum el 1 de julio.

El rey dijo que la reforma constitucional "confirma las características y los mecanismos de la naturaleza parlamentaria del sistema político marroquí" y sienta las bases para un "sistema constitucional eficiente y racional, cuyos elementos principales son el equilibrio, la independencia y la separación de poderes, y cuyo objetivo más importante es la libertad y la dignidad de los ciudadanos".

La nueva Constitución eleva al primer ministro a "jefe de gobierno" y se asegura de que sea elegido del partido que recibió más votos en las elecciones, y no simplemente escogido por el rey.

El primer ministro también tendrá las nuevas facultades de elegir y destituir a los miembros del gabinete y podrá nombrar otra serie de cargos gubernamentales, aunque la selección de los poderosos gobernadores regionales seguirá siendo una prerrogativa del rey.

El rey también seguirá presidiendo dos consejos clave _ el Consejo de Ministros y el Consejo Supremo de Seguridad _.

Los activistas del movimiento pro democracia 20 de febrero desestimaron muchos de los cambios, a los que calificaron como cosméticos.

"Antes teníamos un monarca absoluto, ahora tenemos un monarca absoluto que también es un Papa", dijo Elaabadila Chbihna, una activista del movimiento 20 de febrero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes