"Ruby" estremece el Baile de la Opera de Viena

VIENA ( AP). Cuando el glamoroso Baile de la Opera de Viena se ponga en marcha con el vértigo de los valses elegantes el jueves por la noche, una invitada famosa será centro de la atención aunque estará al margen de la pista.

" No sé bailar vals", explicó Karima el-Mahroug, más conocida como Ruby. La joven marroquí que ha sido protagonista de un escándalo que persigue al primer ministro italiano Silvio Berlusconi agregó: " Sólo sé la danza del vientre".

Durante siglos, la alta sociedad vienesa ha disfrutado de su gala de valses pese a guerras, recesiones y anarquistas opuestos a la decadencia adinerada que consideran representan dichos acontecimientos sociales. Pero nunca ha tenido que lidiar con una bailarina de 18 años que, según se dice, recibió dinero para mantener relaciones sexuales con Berlusconi cuando era menor de edad. Su presencia ha relegado la revolución en Libia y otras noticias a las páginas interiores de los periódicos austríacos.

El sacerdote Toni Faber, de la Catedral de San Esteban de Viena, se puso del lado de la muchacha. En entrevistas para periódicos citó a Jesús cuando declaró que " los recaudadores de impuestos y las prostitutas irán al reino de Dios antes que vosotros".

El organizador del baile amenazó con prohibir la entrada de Richard Lugner, el millonario de 78 años que la invitó. El director de programas de la televisión estatal ordenó a los reporteros que cubran el baile que eviten mencionarla a toda costa. Esto, a su vez, ha provocado protestas de los empleados de la televisión que la consideran la principal noticia de la gala.

Una de las revistas más leídas de Austria, News, presenta en su portada un montaje fotográfico de Lugner vestido de etiqueta con los brazos en torno de una semidesnuda Ruby, bajo el titular " El escándalo rodea el Baile de la Opera". Moamar Gadafi y la convulsión en Libia quedan relegados a una franja estrecha a la izquierda de la portada.

Subestimar la reacción del público es ignorar la significación del Baile de la Opera para los austríacos.

Es el gran acontecimiento de la temporada anual de bailes que va del otoño a bien entrado el invierno. Es presenciado por millones de personas por televisión, congrega a líderes del gobierno y la industria en la Opera Estatal. Las debutantes _hijas de los adinerados y los famosos_ celebran su presentación en los rangos privilegiados de la sociedad.

Algunas de las invitadas de Lugner en el pasado, incluso actrices de Hollywood, habían despertado alguna desconfianza. Invitó a la estrella porno Dolly Buster en 1999 y a la desnudista Dita von Teese hace tres años. Pero su elección de Ruby _después que Bo Dereck no aceptó_ resulta demasiado para algunos en Viena, donde los padres de la clase adinerada siguen enviando a sus hijos a tomar cursos de buenos modales.

Lugner se limita a responder: " Si le gustó a Berlusconi, está bien para el Baile de la Opera", según dijo a la revista News.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes