Rusia se cae del Consejo de DDHH de la ONU entre críticas a su papel en Siria

Rusia se quedó hoy fuera del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en medio de críticas internacionales al papel que está desarrollando en la guerra en Siria.

La candidatura rusa fue superada por las de Hungría y Croacia, países con los que competía por dos asientos reservados a naciones de Europa del Este.

Hungría logró 144 apoyos, mientras que Croacia obtuvo 114, aventajando en sólo dos votos a Rusia en la votación celebrada en la Asamblea General de la ONU.

Varias organizaciones pro derechos humanos, incluida la prestigiosa Human Rights Watch (HRW), habían hecho campaña durante los últimos días contra la reelección de Rusia al considerar que el país no cumple con los mínimos exigibles para estar en el Consejo.

En especial, las ONG llamaban la atención sobre la participación rusa en la guerra en Siria, donde la aviación de Moscú respalda desde el aire a las fuerzas del presidente sirio, Bachar al Asad.

Para HRW, la "total indiferencia de Rusia por las vidas civiles en Siria la incapacita para servir en el Consejo".

Casi 90 organizaciones no gubernamentales que trabajan en el país árabe se unieron esta semana para pedir a los Estados miembros que considerasen "cuidadosamente si los abusos de Rusia en Siria son compatibles con los principios y objetivos del principal cuerpo intergubernamental de derechos humanos".

"La no elección de Rusia muestra que los países del mundo pueden rechazar a quienes cometen graves abusos si lo desean", destacó hoy tras el voto el director ejecutivo de la ONG con sede en Ginebra UN Watch, Hillel Neuer.

Además de contra Rusia, esta y otras organizaciones internacionales habían hecho campaña frente a la candidatura de Arabia Saudí, dado el papel que tiene en la guerra en Yemen.

Según Naciones Unidas, los bombardeos de la coalición árabe que Riad lidera han causado la mayor parte de las víctimas civiles en el conflicto.

Sin embargo, Arabia Saudí no tuvo problemas para salir elegida con 152 votos a favor, ya que no tenía competencia, pues sólo cuatro países aspiraban a los cuatro asientos disponibles para Asia.

Además, la Asamblea General eligió hoy a otros países cuestionados por las organizaciones pro derechos humanos como Cuba, China, Egipto, Irak o Ruanda.

"La reelección de China, Cuba y Arabia Saudí, regímenes que violan sistemáticamente los derechos humanos de sus ciudadanos, ensombrece la reputación de Naciones Unidas", dijo Neuer.

Cuba, que ya es miembro del Consejo de Derechos Humanos, fue reelegida para los próximos tres años con el respaldo de 160 de los 193 países de la ONU.

Por Latinoamérica, también fue elegido Brasil, que recibió 137 votos, superando al tercer aspirante, Guatemala, que se quedó en 82.

En varios grupos regionales, los candidatos acudían a la votación sin oposición de otros países, caso de África, donde fueron elegidos Egipto, Ruanda, Sudáfrica y Túnez.

Lo mismo ocurría en el grupo de Europa Occidental y Otros Países, en el que fueron seleccionados Estados Unidos y el Reino Unido.

En total, la Asamblea General eligió hoy a 14 miembros del Consejo de Derechos Humanos para el periodo 2017-2019.

El organismo con sede en Ginebra está compuesto por 47 miembros, que cumplen mandatos de tres años, con un límite de dos consecutivos.

El Consejo de Derechos Humanos se creó en 2006 para sustituir a la Comisión de Derechos Humanos, suprimida tras 60 años de trabajos por la crisis de legitimidad en la que había caído por decisiones vistas como parciales, politizadas y desequilibradas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7