Rusia y EU tienen grandes posibilidades de acercarse

MOSCU (AP). Los presidentes Barack Obama y Dmitry Medvedev probablemente firmarán una pila de acuerdos durante su próxima reunión cumbre en Moscú, pero la meta principal que podrían tener Estados Unidos y Rusia es dejar de actuar como adversarios, aunque no puedan ser amigos.

Durante el año pasado, los lazos bilaterales de por sí tensos alcanzaron su límite de resistencia por la guerra de Rusia con la ex república soviética de Georgia y los planes estadounidenses de construir un escudo antimisiles en el traspatio de Moscú.

En la primera cumbre bilateral plena desde 2002, ambos presidentes tienen la oportunidad de acabar con años de sospechas y rencores.

"Esta será una reunión muy importante, que básicamente contestará la pregunta de si Estados Unidos y Rusia pueden trabajar juntos", afirmó Dmitry Trenin, director del Centro Carnegie de Moscú, un centro de investigación.

Hay un temario atestado: la extensión y la expansión del tratado de control de armas nucleares START 1, Irán, Corea del Norte, un propuesto sistema estadounidense de defensa antimisiles para Europa y las acusaciones norteamericanas, disputadas por Rusia, de que Moscú tiene intereses privilegiados en los asuntos de los ex satélites soviéticos.

Los expertos esperan que ambas partes alcancen acuerdos sobre los vuelos estadounidenses con armamento hacia Afganistán, compromisos para recortar sus arsenales nucleares, y la creación de una nueva comisión presidencial que amplíe los programas de comercio y cultura.

Es improbable que la cumbre de dos días tenga un impacto de gran alcance como la conferencia de Yalta de 1945, que precedió la división de Europa y llevó a la creación de las Naciones Unidas, pero los analistas que la reunión será crucial para mejorar las relaciones entre los dos países que controlan nueve de cada 10 ojivas nucleares del mundo.

Además de cortejar a Rusia, dijeron los analistas, la Casa Blanca ha puesto en el archivo la incorporación de Ucrania y Georgia como miembros de la OTAN. Washington también suspendió la construcción de un sistema antimisiles en Europa Central. Ambos proyectos encolerizaron al Kremlin.

Entretanto, Rusia ha aplazado sus conversaciones hacia la construcción de bases militares en el Caribe y el enfilamiento de sus misiles hacia Europa. Moscú también estuvo rápidamente de acuerdo en las nuevas sanciones de la ONU contra Corea del Norte luego de la prueba nuclear norcoreana del 25 de mayo, después de años de resistirse a la presión en aumento hacia Pyongyang.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes