Rusia acelera salida de retenes en zonas de seguridad

Georgia (AFP). Rusia retiraba, hoy miércoles, una parte de sus fuerzas armadas de los puestos de seguridad adyacentes a las zonas separatistas de Georgia, Osetia del Sur y Abjasia, que según afirmó en Francia el presidente ruso, Dimitri Medvedev concluirá "antes de medianoche".

"Me complace informarles que hoy (miércoles) antes de medianoche, habrá concluido la evacuación de tropas rusas" de Georgia, afirmó Medvedev en Evian (este de Francia) ante la World Policy Conference (WPC).

"Hoy, cuando en la zonas de seguridad a lo largo de las fronteras de Georgia con Osetia del Sur y Abjazia están desplegados observadores de la Unión Europea, nos gustaría que estos cumplan su función de garantes (...) para evitar cualquier provocación por parte de Tiflis", afirmó Medvedev.

El presidente ruso, que se entrevistará en Evian con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, presidente en ejercio de la UE y que desempeñó un papel clave en la conclusión de un acuerdo entre Moscú y Tiflis, saludó "el papel constructivo de la Unión Europea".

Desde Tiflis, un portavoz del ministerio georgiano del Interior, Shota Utiashvili, confirmó a la AFP que las fuerzas rusas abandonarom completamente la zona de seguridad entre la región separatista georgiana de Abjasia y Georgia, y estaban retirándose de la zona cercana a Osetia del Sur.

Preguntado sobre la situación en la zona limítrofe con Osetia del Sur, el portavoz afirmó: "todas las posiciones fueron o están siendo desmanteladas".

De la zona de seguridad junto a Abjasia, "todos los soldados rusos se fueron", agregó.

Los soldados rusos ya se habían retirado a principio de la tarde de dos retenes cercanos al territorio de Osetia del Sur, en Karaleti y Variani, comprobó un periodista de la AFP.

Por lo menos dos camiones militares, cinco tanques y un vehículo blindado para transporte de tropas salieron del punto de control de Karaleti, por la carretera que une a Tiflis a Osetia del Sur. Los vehículos eran seguidos por observadores de la Unión Europea, cuyo despliegue comenzó el 1 de octubre.

Esta salida ocurre tras la firma por parte del comandante ruso encargado del puesto y de un representante de la administración regional de Gori (centro de Georgia), de un documento oficial por el que se transfiere a Georgia el control del sector.

"Hoy hemos comenzado la aplicación del acuerdo entre los presidentes ruso y francés (...) sobre el desmantelamiento de los puestos en la zona de seguridad", declaró a los periodistas en Karaleti, Marat Kulakhmetov, jefe de las fuerzas rusas de mantenimiento de la paz en Osetia del Sur.

"Según la información que hemos recibido de las fuerzas armadas rusas, seis puestos de observación serán retirados hoy", dijo por su parte a la prensa el mayor Heikku Lehkoten, uno de los responsables de la misión de observación en Georgia de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

El ejército ruso disponía en Georgia de por lo menos 18 retenes antes del cierre el domingo de un primer puesto de control.

En el frente diplomático, el ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov abogó por un embargo a la venta de armas a Georgia.

"Hay que imponer un embargo internacional sobre los armamento ofensivos con destino a Georgia", declaró Lavrov ante la prensa en Moscú.

Las fuerzas rusas habían ingresado a Georgia luego de que Tiflis lanzara el 7 de agosto una ofensiva militar para retomar el control de Osetia del Sur, una región de facto independiente desde 1991.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes