Rusia alza el tono contra Estados Unidos

MOSCÚ (AFP). Rusia alzó el tono repentinamente hoy martes contra Estados Unidos pasando revista a todos los temas importantes, desde el desarme hasta Georgia, pasando por el escudo antimisiles o la OTAN, pese a la mejoría que se perfilaba desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca.

En una entrevista con la agencia Interfax, el viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Riabkov, comenzó acusando a Washington de intensificar su proyecto antimisiles en Europa del Este y blandió de nuevo la amenaza de instalar misiles Iskander en la región de Kaliningrado, a las puertas de la Unión Europea.

" Los estadounidenses no han revisado sus planes, y no creo que esto vaya a pasar. Al contrario, vemos una intensificación del trabajo en el área del escudo antimisiles", declaró.

" Si no hay escudo antimisiles, no habrá Iskander", recalcó a continuación.

Rusia estima que este proyecto constituye una amenaza para su capacidad disuasoria nuclear y no se cree las garantías de Washington, que afirma defenderse de Estados "ilegales" como Irán.

Pese a que la tensión entre Washington y Moscú parecía haberse mitigado en las últimas semanas, Riabkov se mostró pesimista sobre un nuevo comienzo en las relaciones ruso-estadounidenses preconizado por el equipo de Barack Obama.

" No puedo decir que la posición de la parte estadounidense (sobre el escudo) constituya un avance importante. No hay realmente de qué alegrarse", estimó.

Y eso que durante su primer encuentro de abril en Londres, al margen del G20, el presidente ruso, Dimitri Medvedev, y el estadounidense Obama dieron muestras de buena voluntad diciendo que querían poner el contador de sus relaciones "a cero", tras las tensiones de la era Bush.

Señal de la animadversión de los rusos, Riabkov fue igual de duro sobre las próximas negociaciones sobre el tratado que remplazará al START-1, que fija el número de ojivas nucleares estratégicas en los dos países.

Concluido en 1991 entre Moscú y Washington, el START-1 expira en diciembre. Obama y Medvedev anunciaron a comienzos de abril su intención de abrir negociaciones para reducir sus arsenales nucleares.

" No hay premisas y, en mi opinión, no hay motivos para hablar hoy de reducciones radicales" del número de armas estratégicas, declaró Riabkov.

Acto seguido Riabkov se refirió a los ejercicios de la OTAN previstos en Georgia, cuyo aplazamiento viene pidiendo Moscú desde hace varios días.

" Georgia es un agresor, y no podemos sino describir lo que está sucediendo como una ayuda militar y política a un agresor", subrayó el viceministro de Relaciones Exteriores.

Moscú ya anunció el lunes que no participaría en una reunión de jefes de Estado Mayor de la OTAN y Rusia, prevista el 7 de mayo, a pesar de que se veían indicios de reanudación del diálogo entre rusos y la Alianza Atlántica, que habían congelado sus relaciones tras la guerra ruso-georgiana de agosto.

La OTAN considera infundadas las objeciones rusas porque, según dice, Moscú estaba al tanto de los ejercicios desde la primavera boreal de 2008.

" Son argumentos sin valor y poco convincentes", reaccionó Riabkov.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes