Rusia busca más información sobre las viudas suicidas

MOSCU (AP). Las autoridades rusas se esforzaban este sábado por conocer más acerca de las dos viudas misteriosas que sembraron el terror en el corazón de Moscú al provocar una masacre en el metro.

Mientras tanto, tres milicianos en la alborotada provincia sureña de Dagestán mataron a tiros a un agente de policía e hirieron a otro en un ataque desde un auto en movimiento.

Dagestán _parte de la región Norte del Cáucaso, de mayoría musulmana_ ha estado en el epicentro de la violencia durante la semana. Una muchacha dagestaní de 17 años ha sido identificada como una de las atacantes que mataron a 40 personas e hirieron a 90 al detonar bombas en el metro el lunes pasado.

En otros dos ataques suicidas el miércoles cerca de la frontera entre Dagestán y Chechenia murieron 12 personas, y una explosión el jueves mató a dos presuntos milicianos.

El vocero del ministerio del Interior dagestaní Vyacheslav Gadzhiyev dijo a The Associated Press que el ataque del sábado se produjo cerca de Chontaul, una aldea a 70 kilómetros al noroeste de Makhachkala, la capital provincial.

Las autoridades rusas enfrentan una insurgencia islamista activa en el Norte del Cáucaso.

El viernes, el diario ruso de gran circulación Kommersant publicó una foto en la cual aparece una adolescente de mirada suave, parcialmente velada, abrazada por un hombre, y ambos tienen pistolas en las manos. Los investigadores rusos confirmaron que una de las atacantes del metro era Dzhanet Abdurakhmanova, una viuda dagestaní de 17 años, pero se negaron aclarar si era la joven en la foto publicada por Kommersant.

El diario sostuvo que la intención de Abdurakhmanova podría haber sido vengar a su esposo, Umalat Magomedov, un miliciano islámico muerto por las fuerzas rusas en diciembre.

Kommersant publicó una foto supuestamente de Abdurakhmanova, también llamada Abdullayeva, con velo musulmán negro y una pistola Makarov en la mano. Investigadores federales dijeron que atacó la estación del metro Park Kultury cerca del famoso parque Gorky.

La otra explosión se produjo en la céntrica estación Lubyanka, bajo la sede del Servicio Federal de Seguridad, agencia sucesora de la KGB. Las autoridades aún trataban de identificar a la autora y a los cerebros de los ataques, por los cuales asumió responsabilidad un líder miliciano de Chechenia.

Kommersant dijo que la segunda atacante fue identificada en principio como Markha Ustarkhanova, chechena de 20 años y viuda de un miliciano que murió cuando intentaba asesinar al presidente checheno Ramzan Kadyrov, quien tiene el respaldo del Kremlin.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes