Rusia enviará barcos y aviones para maniobras en Venezuela

CARACAS (AP). El plan ruso para desplegar una escuadra naval y aviones a Venezuela con el fin de realizar operaciones militares conjuntas permitirá al presidente Hugo Chávez sacar provecho de las crecientes tensiones entre Moscú y Washington.

Serían los mayores ejercicios militares rusos en el Caribe, y quizás en el Hemisferio Occidental, desde la Guerra Fría.

Moscú anunció el lunes que enviará una escuadra naval y aviones de patrulla antisubmarinos a Venezuela para realizar maniobras militares este año, un despliegue que pareció una represalia al envío de buques de guerra estadounidenses a Georgia tras la corta guerra de la ex república soviética con Rusia.

Chávez ridiculizó los posibles temores estadounidenses en su programa del domingo al declarar que la escuadra rusa sería bienvenida: "¡Anden y lloren Yanquis!".

"Este es el clásico Chávez. Casi nunca pierde una oportunidad para pinchar y provocar a Washington", dijo Michael Shifter, analista del grupo de análisis Inter-American Dialogue (Diálogo Interamericano), ubicado en Washington.

"Se aprovecha de las tensiones crecientes en la relación entre Estados Unidos y Rusia, especialmente de la situación en Georgia, para picarle los ojos a Bush. No hay nada que le deleite más", agregó.

La creciente cooperación militar con Rusia surge después de las críticas graves por parte del presidente venezolano a la reactivación de la IV Flota naval estadounidense, con sede en la estación naval de MayPort, en el estado de la Florida, que según él representa una amenaza para su país y otras naciones latinoamericanas.

Anna Gilmour, analista de la revista Jane's Intelligence Review, considera que los despliegues son principalmente para el beneficio de Venezuela, que se ha acercado cada vez más a Rusia y ha comprado miles de millones de dólares en armas fabricadas en ese país, desde los fusiles de asalto Kalashnikov hasta los cazas Sukhoi.

"La decisión de realizar maniobras militares bien puede ser una respuesta a la reapertura de la IV Flota", dijo Gilmour. "Pero al permitir que las naves rusas arriben a puestos venezolanos, Chávez está dando el mensaje de que Estados Unidos no es la única potencia activa en el Caribe".

Sin embargo, el gobierno estadounidense no se mostró preocupado en lo más mínimo.

Sean McCormack, vocero del Departamento de Estado, ridiculizó a la armada rusa, al señalar que si en verdad pretende realizar maniobras en el Caribe, "entonces encontraron unos cuantos barcos que pueden llegar tan lejos".

El anuncio se da en medio de crecientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia.

Andrei Nesterenko, portavoz de la cancillería rusa, insistió que la decisión de enviar los barcos y aviones a los ejercicios navales fue tomada antes de que Moscú tuviera su guerra con Georgia el mes pasado.

"Este despliegue había sido planeado previamente y no está relacionado con la actual situación política y los acontecimientos en el Cáucaso", dijo Nesterenko a la prensa.

Pero el anuncio fue hecho apenas una semana después de que el primer ministro ruso, Vladimir Putin, advirtiese que Rusia lanzaría una respuesta a recientes envíos de ayuda estadounidense a Georgia.

"No entendemos qué es lo que están haciendo los barcos estadounidenses en las costas de Georgia, pero ésta es una cuestión de estilo, es una decisión de nuestros colegas estadounidenses", dijo Putin. "La segunda cuestión es por qué se está entregando la ayuda humanitaria en buques de guerra armados con los sistemas de misiles más avanzados".

Shifter dijo que queda claro que Rusia está "molesta por la creciente presencia de Estados Unidos en el Mar Negro" y que "como parte de su nacionalismo resurgente, Rusia quiere demostrar su fuerza y recordarle a Washington que también cuenta con alianzas importantes en el patio trasero estadounidense".

Nesterenko dijo que el portamisiles Pedro el Grande y otras tres embarcaciones rusas visitarán Venezuela antes de fin de año y se les uniría una patrulla antisubmarinos de largo alcance. Agregó que los aviones tendrían "bases temporalmente en una de las bases aéreas de Venezuela".

El vocero de la armada rusa, Igor Dygalo, indicó que el escuadrón ruso viajaría a Venezuela en noviembre. Agregó que los barcos rusos y venezolanos practicarían misiones de búsqueda y rescate.

En su cruzada contra Estados Unidos, Chávez ha calificado la reactivación de la IV Flota, disuelta al final de la Segunda Guerra Mundial, como una preocupación de su gobierno.

Otros dirigentes, como el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, comparten su opinión.

"Me preocupa la IV Flota. Porque la IV Flota va a estar exactamente donde apenas encontramos petróleo", dijo en comentarios a la edición del domingo del diario argentino El Clarín. Agregó que no comprende por qué se requieren los navíos estadounidenses en el área.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes