Rusia interna tropas en Georgia pese a firmar plan de paz

TIFLIS (AFP). El presidente ruso, Dimitri Medvedev, firmó este sábado el plan de paz con Georgia, pero sus tropas reforzaban sus posiciones y se adentraban en territorio georgiano para apostarse a unos 30 km de Tiflis.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, aliado de Georgia, consideró que la firma del acuerdo por Rusia era un "paso esperanzador", aunque advirtió que las regiones separatistas pro rusas de Osetia del Sur y Abjasia deben seguir formando parte de territorio georgiano.

Las fuerzas rusas permanecerán "el tiempo que sea necesario" en Georgia y se retirarán paulatinamente a medida que se despliegue el contingente de paz ruso previsto en el acuerdo, advirtió el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

De hecho los blindados y tanques rusos seguían bloqueando la entrada principal a Gori (centro), un enclave estratégico situado a 60 km de la capital y cerca de Osetia del Sur, desencadenante del conflicto, constató el sábado por la mañana un fotógrafo de la AFP.

Además un reportero de la AFP presenció muchos movimientos de tanques y de vehículos blindados de infantería, armados con cañones de 30 mm, cerca de Igoyeti, a unos 30 km de Tiflis.

Se desconoce el motivo de los desplazamientos de estas fuerzas, que el viernes habían abandonado Gori para internarse todavía más en territorio georgiano.

Y eso que Medvedev suscribió el sábado el plan de seis puntos negociado por la presidencia francesa de la Unión Europea (UE) para poner fin a los combates en Georgia, anunció el Kremlin.

El presidente georgiano Mijail Saakashvili ya estampó su firma el viernes en este acuerdo de alto el fuego que no establece ninguna zona en Georgia en la que las tropas rusas estarían autorizadas a patrullar, afirmó a la AFP el embajador de Francia en Tiflis, Eric Fournier.

El diplomático desmintía así una información publicada en el periódico ruso Kommersant que mencionaba un perímetro de 10 km para las patrullas rusas en el marco de su dispositivo de seguridad.

Las condiciones para que las fuerzas rusas garanticen su seguridad hasta la puesta en marcha de un mecanismo internacional fueron negociadas al milímetro entre Estados Unidos, Francia y Rusia. La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, comunicó el viernes a Tiflis los detalles, que se desconocen públicamente.

En principio Rusia debería iniciar la retirada de las tropas que entraron a Georgia después de que los georgianos intentaran en vano, el 7 de agosto, tomar el control de Osetia del Sur.

Sobre el terreno, el sábado por la tarde esta retirada no parecía inminente.

La carretera que une Tiflis y Gori estaba abierta a la circulación aunque unos cuantos soldados rusos cavaban trincheras en sus inmediaciones, cerca de Igoyeti.

El ministerio del Interior de Georgia denunció a la AFP otros movimientos de tropas que también se habrían posicionado en Katchuri y Ajalgori, al noreste de Gori.

"La situación es aún más alarmante que ayer. Los rusos cometen saqueos en Ajalgori y en Katchuri" y hay ladrones en la zona, acusó el portavoz del ministrerio Chota Utiashvili, que cifra en 1,000 los soldados rusos y milicianos osetas en la región.

Desde el viernes se permite la entrada a cuentagotas de convoyes humanitarios y ambulancias en Gori, donde se ignora el número de heridos o muertos.

Georgia acusa a los rusos de hacer saltar por los aires un puente ferroviario estratégico a unos 50 km de Tiflis, lo que Rusia desmiente.

En Tsjinvali, capital de Osetia del Sur, el fiscal general del territorio separatista llamó a Georgia a evacuar los cuerpos de sus soldados, que podrían ser "cientos".

La AFP vio más de 40 ataúdes expuestos al sol sobre el césped por estar averiado el sistema de refrigeración del depósito de cadáveres local.

En el ámbito humanitario se espera la llegada de otros dos aviones estadounidenses a Tiflis.

El conflicto ruso-georgiano estalló después de que Tiflis lanzara una ofensiva el 7 de agosto por la noche contra los separatistas prorrusos de Osetia del Sur. Las fuerzas rusas contraatacaron, haciendo retroceder al ejército georgiano hasta tomar posiciones en Georgia.

Rusia se considera más que nunca el único "garante" de la seguridad en el Cáucaso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes