Salvador Sánchez Cerén jura como presidente de El Salvador

El excomandante guerrillero Salvador Sánchez Cerén, de 69 años, juró este domingo como nuevo presidente de El Salvador, inaugurando el segundo gobierno de izquierda consecutivo en el país y con el desafío de combatir las pandillas y hacer crecer la economía.

Sánchez Cerén recibió la banda presidencial por parte del presidente del Congreso, Sigfrido Reyes, en una sesión solemne en el anfiteatro de la Feria Internacional, en el sector oeste de San Salvador, donde recibió la ovación de los presentes que coreaban "Sí se pudo".

"Después de largos años de lucha por la justicia y la democracia en mi país, recibo con humildad y profundo respeto la banda presidencial, la recibo con el compromiso de ejercer la presidencia para todos los salvadoreños", destacó el nuevo mandatario en su discurso, en el que también prometió gobernar "con austeridad".

El excomandante guerrillero se convierte así en el segundo presidente de izquierda que gobierna El Salvador en forma consecutiva, pues el primero fue el ahora expresidente Mauricio Funes, que impulsado por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) puso fin en 2009 a 20 años de gobiernos de derecha.

Sánchez Cerén, que prometió una gestión de permanente diálogo y llamó "a la unidad" de todo el país, será acompañado en la vicepresidencia por Oscar Ortiz, otro exjefe guerrillero.

El nuevo presidente dijo que afrontar la inseguridad y reactivar la debilitada economía son los retos que le demandan una atención inmediata.

"Todavía tenemos desafíos que enfrentar como el bajo crecimiento económico, el endeudamiento", dijo Sánchez Cerén tras llamar a los sectores productivos a "trabajar unidos" por mejorar el clima de inversión y que ello derive en la creación de empleos.

Para salir al paso del lento crecimiento, el mandatario dijo que su "primera apuesta" es impulsar el desarrollo económico. "Vamos a poner énfasis en la transformación productiva y en una economía inclusiva", destacó.

Sánchez Cerén, maestro de profesión, también dijo que en el ámbito económico su gobierno promoverá iniciativas para aumentar la competitividad de las empresas privadas.

El gobernante confió que la economía local será impulsada con la iniciativa "Asocio para el crecimiento", que es financiada por Estados Unidos, país con el que espera "profundizar" las relaciones.

También anunció la adhesión del país a Petrocaribe, un mecanismo lanzado por Venezuela en 2005 que permite a los países miembros comprar petróleo venezolano en condiciones de pago preferencial.

En 2009, cuando comenzó su período Funes, la pobreza alcanzaba al 40% de la población y después de cinco años de gobierno llegó a 28,9%, según datos de la Secretaría Técnica de la Presidencia.

Sánchez Cerén indicó que ante la inseguridad que golpea al país combatirá con firmeza las extorsiones cometidas por las violentas pandillas, la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico.

"Vamos a combatir la violencia delincuencial con medidas coercitivas", advirtió, tras anunciar que la policía será sometida a una depuración.

La violencia es generada principalmente por las pandillas que, pese a una tregua que declararon desde marzo de 2012 y que en un principio empujó a una reducción de los homicidios de 14 a cinco diarios, no han cesado de cometer asesinatos.

Cifras oficiales consignan que entre enero y marzo pasados el promedio de asesinatos fue de nueve diarios, y en mayo se elevó a 14.

Sánchez Cerén reafirmó su decisión, al igual que su predecesor, de sacar a los soldados a las calles para apoyar a la policía en labores de seguridad pública.

El nuevo mandatario ha afirmado que dará continuidad a los programas sociales que emprendió Funes con la visión de reducir las desigualdades y la pobreza.

Por ello ampliará un programa mediante el cual el gobierno entrega cuadernos, uniformes y calzado a los estudiantes de primaria de escuelas públicas, pero ahora cubrirá hasta los estudiantes de educación media de institutos públicos.

En la nueva estructura del Estado, anunció la creacción del ministerio de la Mujer y la nueva secretaría para alentar el diálogo con diferentes sectores.

Además prometió extender a todo el país el programa "Ciudad Mujer" que capacita en proyectos productivos.

En la investidura de Sánchez Cerén estuvieron presentes los presidentes Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Danilo Medina (República Dominicana), Otto Pérez (Guatemala), Luis Guillermo Solís (Costa Rica) y el príncipe de España, Felipe de Borbón.

 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7