El Salvador despliega policías en ciudad asediada por pandillas

Unidades especiales de la Policía de El Salvador se desplagaron este miércoles en la ciudad salvadoreña de Apopa para terminar con el control que ejercen las pandillas, anunció el gobierno.

"Establecemos oficialmente este segundo despliegue de la fuerza de intervención y recuperación de nuestros territorios", declaró el vicepresidente Oscar Ortiz en la plaza de Apopa, 10 km al norte de la capital, en un discurso con arengas para levantar el ánimo de los policías.

Ortiz habló tras el segundo despliegue policial de este miércoles, que abarca a 16 municipios entre los que figuran las cabeceras departamentales de Ahuachapán, oeste, y Usulután y San Miguel, en el este.

En los 16 municipios fueron desplegados 657 policías con fusiles y chalecos antibalas para desarrollar una "gran operación de búsqueda y persecución" de las bandas criminales.

"La misión es evitar que el crimen y la extorsión siga siendo lo que golpea todos los días a las comunidades", explicó Ortiz por medio de equipos de altavoz a los habitantes de Apopa.

La primera colonia de Apopa donde incursionó la policía fue Valle del Sol, una populosa comunidad dominada por la pandilla Barrio 18.

En lo que va del año, Ortiz dijo que han muerto de forma violenta 21 polícias, a quienes llamó "héroes", y advirtió que ningún crimen quedará en la impunidad porque "contra el Estado y contra el país no van a poder".

Desde marzo pasado, cuando el gobierno aplicó dispositivos especiales de seguridad y declaró en emergencia seis centros penales con pandilleros, los homicidios se redujeron de 24 a 10 por día.

En El Salvador las pandillas tienen unos 70.000 miembros de los cuales 13.000 están encarcelados.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7