Salvador felicita a México por manejo de masacre

MEXICO (AP). El presidente salvadoreño Mauricio Funes felicitó la lucha en contra del crimen organizado desplegada por su colega Felipe Calderón, y sostuvo que el gobierno mexicano no tuvo responsabilidad en la masacre de 72 migrantes, 13 de ellos salvadoreños, ejecutada el mes pasado por presuntos narcotraficantes.

Funes dijo que cada país debe asumir su propia obligación de proveer empleos que disuadan a las personas a migrar a otros países.

La matanza de migrantes procedentes de Honduras, El Salvador, Guatemala, Ecuador y Brasil, ocurrida a finales de agosto en la comunidad de San Fernando, en el estado norteño de Tamaulipas y a unos 160 kilómetros de la frontera con Estados Unidos, ha sido condenada en todo el continente americano y varios gobiernos y organizaciones han exigido a México que capture a los responsables.

"Acepto como gobernante, presidente Calderón, las condolencias que usted a expresado para los familiares de las víctimas de la masacre de Tamaulipas, pero quiero reiterarle también que nosotros en ningún momento estamos responsabilizando al gobierno de México por esta masacre", expresó Funes ante periodistas tras reunirse con su anfitrión en la residencia oficial de Los Pinos.

Sostuvo que no llegó a México con la intención de "condenarle ni criticarle", sino "para externarle nuestra solidaridad para ofrecerle nuestra colaboración en esta lucha, pero lo más importante, para asumir nuestra responsabilidad en el hecho de que un tercio de nuestra población emigra y tiene que recorrer esta ruta altamente vulnerable y peligrosa que pasa por México para... llegar hasta su lugar de destino".Según estimaciones del gobierno salvadoreño entre 400 a 500 ciudadanos de ese país parten a diario rumbo a Estados Unidos, donde se estima viven unos 2,8 millones de ciudadanos de ese país.

A la matanza sobrevivieron, al menos, un ecuatoriano, un hondureño y un salvadoreño, que según Funes alcanzó a llegar a territorio estadounidense, aunque México dice que no puede corroborar esa información. Otros tres mexicanos que acompañaban a los migrantes están desaparecidos. Ninguno de los presidentes se refirió el viernes al tercer sobreviviente.

Los mandatarios acordaron pedir apoyo político y económico en foros internacionales para la lucha contra el crimen organizado en Centroamércia, agilizar la firma de un acuerdo de libre comercio entre los países de la región para mejorar su economía y crear un "grupo de alto nivel sobre seguridad y justicia" integrado por funcionarios de El Salvador y México.

Calderón prometió "no descansar" hasta dar con los autores de la masacre que se le atribuye al cártel de Los Zetas.

" Refrendo el compromiso de México de seguir trabajando conjuntamente con El Salvador para prevenir y sancionar las expresiones de violencia que atentan contra la seguridad e integridad de los migrantes", expresó Calderón previo al mensjae de Funes.

Las autoridades mexicanas han dicho que hay al menos ocho sospechosos de la matanza detenidos y otros seis fueron encontrados muertos.

Funes, estuvo acompañado durante la reunión del canciller Hugo Martínez, el ministro de Justicia y Seguridad Pública Manuel Melgar y el secretario de Asuntos Estratégicos Hato Hasbún, entre otros.

El presidente salvadoreño y su comitiva tienen previsto regresar el mismo viernes a su país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes