Santos: Ejército estuvo a 12 horas de capturar a Alfonso Cano

BOGOTA (AP). El presidente Juan Manuel Santos aseguró el domingo que, por tercera vez, las fuerzas militares estuvieron a punto de hacerse con el máximo jefe de las FARC, alias "Alfonso Cano", gracias a que "su propia gente lo está delatando".

"Se voló en un espacio de 12 horas, nada más", sentenció el mandatario colombiano al referirse a una operación fallida de las fuerzas militares en la que se pretendía capturar o dar muerte a Guillermo León Sáenz, principal cabecilla del grupo rebelde Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El anuncio lo hizo Santos durante una rueda de prensa en el aeropuerto militar de Catam, al centro-oeste de Bogotá.

De acuerdo con el presidente colombiano, fuerzas militares conjuntas atacaron el jueves un campamento en una zona rural ubicada entre los departamentos de Huila y Cauca, a unos 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, donde "Cano" habría pernoctado el miércoles.

"Tenemos comprobado que la noche anterior había dormido Alfonso Cano en ese campamento", aseguró Santos.

Al ser consultado sobre las pruebas que de ello tenía, el mandatario dijo que "encontramos su ropa. Dejó la mitad de lo que tenía y salió corriendo".

También señaló que en el rastreo hecho por la fuerza pública al interior del campamento, encontraron dos perros que solían acompañar a Sáenz.

El presidente explicó que "este campamento que tenía no es el campamento tradicional de él. El no ha podido volver a lo que se consideraba su santuario" debido a las operaciones sostenidas de las fuerzas armadas.

Según información de los servicios colombianos de espionaje, dada a conocer a la opinión pública hace ya tiempo, el lugar tradicional de asentamiento de "Cano" y del Comando Conjunto Central de las FARC se ubica en una zona montañosa conocida como "el cañón de las hermosas", en el municipio de Chaparral, departamento de Tolima, y a unos 190 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El ataque fue posible, según dijo Santos, gracias a información entregada por los mismos guerrilleros que, en la actualidad o de antaño, custodiaban al líder guerrillero.

El mandatario colombiano fue enfático al señalar que la operación del jueves "no es algo nuevo; es la tercera vez que estamos a punto de agarrarlo" y añadió que la fuerza pública lo seguirá persiguiendo hasta que caiga.

Santos no dio de inmediato ningún reporte de guerrilleros abatidos o material incautado en la acción militar.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos acusa a "Alfonso Cano" del delito de fabricación y tráfico de droga, y ofrece cinco millones de dólares por información que conduzca a su captura.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes