Santos abre debate acerca de abolir ley seca durante elecciones en Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, abrió hoy el debate acerca de la abolición de la ley seca durante las elecciones con una consulta en Twitter en la que destacó que los ciudadanos son hoy "suficientemente responsables" para que esa norma pierda su vigencia.

"La ley seca se aprobó en otras épocas. Creo que los colombianos somos ahora lo suficientemente responsables para tener unas elecciones tranquilas sin esta restricción, que afecta mucho el comercio", escribió el mandatario en Twitter.

En las primeras cinco horas, 30.000 personas ya habían votado en la consulta que estará abierta durante un día y en la que el resultado parcial mostraba que el 59 % de los colombianos optaba por el "sí" a la abolición y el 41 % por el "no".

Tal y como detalló en una declaración a periodistas el ministro del Interior, Guillermo Rivera, la ley "es una herencia del Frente Nacional", nombre con el que se conoce al acuerdo político que alcanzaron liberales y conservadores entre 1958 a 1974 para evitar que se reprodujeran las situaciones de violencia que llevaron a las guerras civiles.

Antes de esa época, hubo siete guerras civiles que involucraron a militantes de los dos partidos, además del período conocido como "La Violencia", que comenzó con el asesinato del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, tras el cual el gobierno conservador del entonces presidente Mariano Ospina desató una feroz represión contra los liberales.

Para frenar los desmanes que se producían en época electoral, exacerbados por el alcohol, el Frente Nacional instituyó la ley seca que sigue incluida en el código electoral, creado en 1986.

Según explicó el ministro Rivera, el Gobierno considera que la sociedad colombiana de hoy "es distinta" a la de décadas pasadas, razón por la cual Santos le ha preguntado a los ciudadanos "su opinión sobre la eventualidad de tramitar un proyecto" que modifique esa disposición del código electoral.

Esa norma actualmente prohíbe la venta y consumo de alcohol desde las 6 de la tarde del sábado anterior a las elecciones hasta las 6 de la mañana del lunes siguiente.

Rivera puso como ejemplo la consulta del Partido Liberal celebrada en noviembre pasado y a la que acudieron 744.521 electores, lo que supone una participación del 2,12 % del censo.

En esa consulta, el código "no planteaba nada" acerca de las horas de ley seca, por lo que "se pudo prohibir desde las 6 de la mañana" del mismo domingo sin que hubiera "incidentes que lamentar", agregó el ministro.  

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7