Sarkozy se defiende en escándalo de financiación

PARIS ( AP). El presidente Nicolás Sarkozy habló el lunes por televisión nacional para defenderse de acusaciones de financiamiento ilegal en su campaña del 2007, las cuales amenazan con empañar la credibilidad de su gobierno.

Sarkozy, cuyo apoyo en las encuestas ha caído a su nivel más bajo en tres años de ocupar el Palacio del Eliseo, dijo que las acusaciones, aún sin probar, de financiación ilegal de su partido durante su campaña presidencial son " una calumnia, una campaña" para desacreditar a su gobierno.

En la transmisión por el canal de televisión France 2, Sarkozy desvió las preguntas acerca del escándalo para enfocarse en sus esfuerzos por modernizar el país, haciéndose ver a sí mismo como un incansable líder dispuesto a sacrificarse para salvar a Francia de sus insostenibles expectativas sobre protección social.

" Cuando realizas reformas... molestas a cierta cantidad de personas", dijo el mandatario. " Si tuvieras que retirar proyectos útiles para el país cada vez que hay una protesta, nunca haríamos nada por el país".

Sarkozy trata de recuperar apoyo de los votantes en un ambiente de incertidumbre por un escándalo que involucra a Liliane Bettencourt, la heredera multimillonaria de la fortuna de cosméticos L'Oreal, y que ha desestabilizado al gobierno, especialmente al ministro de dirige la reforma de las pensiones, el secretario del Trabajo Eric Woerth.

Un ex contador de Bettencourt ha dicho que su clienta donó 150,000 euros en efectivo a Woerth, el tesorero del partido, durante la campaña presidencial del 2007. La suma excede por mucho los límites legales para donaciones de campaña.

Sarkozy ha negado las acusaciones y lo mismo ha hecho Woerth. El presidente dijo que Woerth conservaría su puesto en el gobierno, pero que le recomendó renunciar a su segundo empleo como tesorero del partido conservador UMP.

La entrevista de Sarkozy le ha dado una especie de última palabra antes de la fiesta nacional del Día de la Bastilla el miércoles y antes de que muchos franceses partan a sus vacaciones de verano.

También le permitió explicar al público por qué cree que debe reformarse el sistema de pensiones. El martes, su gobierno presentará formalmente el plan, que incluye aumentar la edad de retiro de 60 a 62 años.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes